Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Archivada una ejecución hipotecaria por la titulización del préstamo a un Fondo

Archivada una ejecución hipotecaria por la titulización del préstamo a un Fondo
Puntúa esta entrada

El Juzgado de Primera Instancia nº 6 de Arganda del Rey (Madrid), ha procedido al archivo de una ejecución hipotecaria por entender que la entidad demandante, Unión de Créditos Para la Financiación Mobiliaria e Inmobiliaria (Credifimo), no ostentaba la legitimación activa para poder instar el procedimiento referenciado.

Según argumenta el juzgador en su sentencia, al haber sido el crédito titulizado por parte de la entidad financiera a un Fondo de Titulización de Activos, la demandante adolece de la legitimación activa necesaria en este tipo de procedimientos. En este sentido, los propietarios de la vivienda se enteraron de que la hipoteca había sido titulizada, en el momento en que pidieron la dación en pago, a lo que Credifimo no accedió, señalando que ya no era el propietario de ese crédito, sino únicamente el gestor. Este extremo fue confirmado por la juez de instancia al afirmar que, “la entidad financiera, al ceder el crédito a un tercero, deja de formar parte de la relación contractual“.

Con este archivo nos encontramos ante un juzgado más, que se suma a los diferentes procedimientos en los que se ha desestimado una demanda de ejecución, porque la entidad bancaria ya no ostentaba la propiedad del crédito al haberlo titulizado, perdiendo de la misma manera, la legitimación activa necesaria para un procedimiento de esta índole.

Según ha expuesto la Asociación Hipotecaria Española, el 56% de las hipotecas comercializadas en España han sido titulizadas, todo ello por un valor de 393.000 millones de euros, incluyendo también las cédulas hipotecarias.

Por este motivo, tal y como ha adelantado esta firma en diferentes ocasiones, este alto porcentaje de hipotecas titulizadas hace que muchos de los procedimientos de ejecución abiertos y/o futuribles, sean susceptibles de acogerse a la misma defensa en caso de desahucio. Gracias a este tipo de procedimientos, podemos intuir la posibilidad de una nueva vía de escape para las ejecuciones hipotecarias.

El fenómeno de la titulización de activos, hasta ahora totalmente desconocido para el ciudadano, ha servido para que los bancos pudieran prestar dinero para hipotecas, después vender a un fondo un buen paquete de este tipo de préstamos y, con el dinero obtenido por esta venta, volver a prestar para proporcionar más préstamos hipotecarios.

Navas & Cusí Abogados.