Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

BITCOIN Y SUS RIESGOS

BITCOIN Y SUS RIESGOS
Puntúa esta entrada

abogados derecho financiero barcelona

La proliferación de las criptomonedas no es un hecho nuevo, pero sí que se encuentra en su momento máximo de popularidad hasta el momento gracias al aumento de valor acaecido en la última mitad de año. Pero las criptodivisas (como Bitcoin, Ethereum…) también se están convirtiendo en noticia por su alta volatilidad, convirtiéndose ya famosos los “crack” de estas divisas.

A lo largo de la primavera y el verano muchos inversores se han lanzado a la compra de las criptodivisas, animados por la rápida revalorización que han sufrido las mismas (recordemos que Bitcoin se “acuñó” en 2009 y ya ha llegado a 4.000$ la unidad); pero muchos de estos inversores no conocen en ocasiones la realidad de las criptodivisas.

Las criptodivisas son un tipo de moneda fiduciario, lo que significa que el valor de la misma depende única y exclusivamente del que decidan darle los usuarios o poseedores de las mismas, lo que aquí se produce en una especie de “mercado bursátil” variando la cotización del bien –en este caso la criptodivisa-; siendo el mercado en estos casos un intermediario que, o bien puede hacer de monedero (guardar la moneda virtual acreditando que esos datos que identifican la moneda corresponden a tu usuario) y gestionar la oferta y la demanda, o bien únicamente puede ser una intermediadora donde cada uno guarda la divisa donde quiere y para venderla, la comercializa a través de la intermediadora.

A pesar de todas las grandes posibilidades que ofrecen las criptodivisas, también entrañan una serie de retos muy complejos para todos los sectores, todo ello visto desde el punto de vista jurídico.

Las monedas digitales son una realidad. Y han llegado para quedarse.

Son los usuarios de la red quienes han decidido adoptar estos datos como moneda digital y darles un valor (valor fuera de la red, en el momento en el que se intercambia por una divisa). Los mismos usuarios se encargan de crear consenso entre todas las redes, eludiendo de esta forma la regulación de cualquier Banco Central, mercado regulatorio o control de cualquier tipo, pero es exactamente esta libertad la que genera riesgo para los usuarios.

Aunque no esté creado ni controlado por ninguna autoridad, de momento, los agentes intervinientes en el mercado de la criptodivisa deben ser responsables de los posibles daños ocasionados a los inversores por actitudes que no se hayan hecho de forma correcta; porque a pesar que las criptomonedas no se encuentren reguladas en ningún lugar esto no evita que se deriven responsabilidades como ya ha sucedido con los SWAP o con los mismo CFD.

Y es importante remarcar que aunque no haya una legislación en concreto acerca de estas nuevas monedas no significa que queden en un limbo legal, sino que se deben preparar tanto empresarios como consumidores para asegurar sus derechos e intereses legítimos; tal y como hacemos en Navas & Cusí analizando y estudiando la legislación y los cambios en las criptomonedas así como en nuevas tecnologías.

 

Blog Attachment
  • abogados-derecho-financiero-barcelona