Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Preferentes y deuda subordinada Catalunya Banc (Caixa Catalunya)

“Vamos a vender, no somos informadores, no somos ofrecedores. No hay excusas”. Esta es la frase que usaban comúnmente los responsables de zona para instar a sus vendedores y comerciales a ofrecer las ya famosas participaciones preferentes y deuda subordinada como si de un producto seguro se tratara.

Catalunya Caixa, ahora Catalunya Banc, vendió entre 2008 y 2009 a sus clientes Participaciones Preferentes y la Deuda Subordinada describiendo el producto como si de un plazo fijo se tratara, y atrapando así los ahorros de miles de pequeños ahorradores. Se vendió por parte de Catalunya Banc definiéndolo literalmente como “plazo fijo a tres meses”, o bajo la denominación de “plazo fijo depósito anticipado”, cuando la realidad mostraba que se trataba de una inversión a perpetuidad.

Catalunya Banc cuenta ya con centenares de Sentencias en su contra, en las que se le condena al pago íntegro de la cantidad invertida (menos los intereses percibidos). En otras palabras, el efecto de la sentencia favorable al preferentista es la siguiente: como si el contrato nunca hubiera existido. Y ello deriva de la acción que se ejercita, véase, acción de nulidad por vicio en el consentimiento, pues realmente el consumidor suscribió el contrato en plena consciencia de que se trabaja de un producto muy diferente al que realmente era. Y ello no puede tener otra solución que la nulidad. Y así mismo lo están estimando los tribunales en todo el estado Español.

En algunos de estos procedimientos han salido a la luz correos electrónicos fechados entre septiembre de 2008 y febrero de 2009, en donde se puede evidenciar que los responsables de la antigua Caixa Catalunya exigían a los Directores de oficina dar prioridad a la venta de las participaciones preferentes. Ordenaban vender las preferentes como si tuviesen “una disponibilidad inmediata”, ocultando de esta manera que para poder convertirlo en efectivo primero tenían que encontrar un comprador para los títulos, lo que al final se volvió imposible. “Qué más podemos pedir, que más… Los clientes y los no clientes estarán encantados con nosotros, nos darán besos durante cinco años, besos…”. Pero lo que ha sucedido tras los cinco años es que la entidad acumula un sinfín de reclamaciones judiciales debido a su falta de diligencia en la venta de las participaciones preferentes.

A pesar de que la entidad sigue defendiendo que la venta se realizó siguiendo los pasos de la CNMV, la triste realidad refleja que son miles los afectados por la venta irregular y alto fraude de las Participaciones Preferentes y la Deuda Subordinada comercializadas por Catalunya Caixa, motivo que ha animado a muchos preferentistas afectados a reclamar ante los tribunales.

Artículos sobre participaciones preferentes y deuda subordinada Catalunya Banc (Caixa Catalunya)

Todas las categorías

SOLICITAR INFORMACIÓN

Madrid: 915761150
Barcelona: 934879711
Valencia: 963114276

Te informamos sobre nuestros servicios

Al enviar el formulario está aceptando nuestra política de privacidad