Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Preferentes y deuda subordinada CEISS (Caja España y Duero)

Lo que debía haber sido únicamente para inversores institucionales, esto son la venta de las participaciones preferentes de CEISS (antigua caja España y Caja Duero) pasó a ser algo masivo, empezando en 2008, año en el que las entidades colocaron unos 12.000 millones de euros en participaciones preferentes.

A pesar de que debió haber sido la Comisión Nacional del Mercado de Valores la institución que velara por los intereses de los inversores, sugiriendo cautela a los pequeños minoristas que empezaban a invertir por insistencia encarecida de su entidad de confianza participaciones preferentes, lo cierto es que las multas y sanciones vinieron justamente cuando Elvira Rodríguez asumió la presidencia de esta institución, expedientándose al 70% de las entidades de crédito españolas, esto es, tarde. El motivo de las sanciones: valoración indebida de los clientes, falta de información y transparencia y conflicto de intereses.

Más de un millón de familias españolas han sufrido en los últimos años la pérdida de parte de sus ahorros por haber confiado en su día en las palabras que les ofreció su entidad de confianza. El colectivo especialmente afectado ha sido el de las personas mayores, a quienes incluso se les llegó a ofrecer el contrato vía telefónica como una mera renovación de un plazo fijo al vencimiento de uno de éstos.

En el caso de las participaciones preferentes del banco CEISS formado por Caja España y Caja Duero, la entidad se encargó de iniciar una campaña de desinformación con un único objetivo: que los afectados no reclamaran ni judicial ni extrajudicialmente y se conformaran con las condiciones impuestas por la entidad, alegando que de cualquier otro modo sufrirían pérdidas. Pero la realidad a día de hoy nos demuestra que precisamente la instancia de un procedimiento judicial es la única manera de recuperar el dinero que en su día se invirtió, y ello añadiendo el interés legal al que la entidad estaría obligada a abonar en el caso de una sentencia favorable.

Son muchos los juzgados a nivel español que han declarado la nulidad de las órdenes de compra de participaciones preferentes suscritas con o Caja España y Caja Duero (hoy banco Ceiss, filial de Unicaja Banco). Precisamente el cierre de la absorción de Ceiss por Unicaja dejó a más de 16.000 titulares de participaciones preferentes y subordinadas fuera del canje ofrecido por la entidad Unicaja, por un importe de 570 millones. Lo anterior significaba, en principio, dar por perdido todo su dinero, siendo la única oportunidad ahora de recuperar la inversión el acudir a los tribunales españoles.

Todas las categorías

SOLICITAR INFORMACIÓN

Madrid: 915761150
Barcelona: 934879711
Valencia: 963114276

Te informamos sobre nuestros servicios

Al enviar el formulario está aceptando nuestra política de privacidad