Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

¿QUÉ SON LOS CFD’s O CONTRATOS POR DIFERENCIAS?

Los contratos por diferencias o CFDs son un tipo de contrato cuyo funcionamiento es el intercambio de la diferencia entre el precio de un instrumento en la apertura del contrato con respecto a ese mismo precio pero en el momento de cierre. Es un producto altamente complejo y con mucho riesgo, por lo que una mala comercialización del mismo puede dar lugar, como ya ha sucedido, a la nulidad de los referidos CFD’s.
cfd´s o contratos por diferencias
Por este motivo, nos encontramos ante un producto que ha sido ofrecido de manera tardía al inversor de a pie, e incluso en España se conoce de su comercialización a partir del año 2007.

El contrato por diferencias o CFD tiene como principal característica que recoge el rendimiento de un activo, como pueden ser acciones, índices, divisas, tipos de interés, etc, sin necesidad de ostentar la titularidad física del subyacente.

Este tipo de contratos se catalogan como “instrumentos derivados OTC”, esto es, que no cotizan en un mercado organizado, lo que hace más difícil su acceso.

¿Cómo funcionan los CFD’s o contratos por diferencias?

La mejor manera de poder comprender el funcionamiento de este tipo de productos, es a través de un ejemplo.

Un inversor supone que el precio de un subyacente (un producto real asociado al CFD), va a bajar de precio en los próximos minutos, horas o días. El usuario abre un contrato de venta sobre el CFD del subyacente en cuestión y pasados unos minutos, horas o días el inversor decide que ya es momento de cerrar el contrato, entonces compra el CFD del subyacente que previamente había vendido.

El dinero ganado o perdido será la diferencia entre estos 2 puntos. Si el subyacente ha bajado entonces habrá ganado, ya que el inversor comenzó vendiendo. Si hubiera comenzado comprando CFDs, entonces habría perdido.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha declarado recientemente que este tipo de contratos "son productos complejos, y no son adecuados para todos los inversores".

A través de un documento que hizo público, el órgano supervisor advierte a los inversores con fines ahorradores y al público en general que "no utilice el dinero que no se puede permitir perder" si invierte en este producto financiero, porque "puede perder una cantidad muy superior a su pago inicial".

¿Por qué instar una nulidad de contratos CFD’s?

La operativa en CFD’s es un tipo de operativa que requiere de un conocimiento de los mercados y sus principales riesgos y características.

Debido a la complejidad de este tipo de productos su comercialización en España estuvo prohibida hasta 2007, fecha que coincide además con una masiva publicidad y comercialización a perfiles no profesionales, lo que ha dado lugar ya a instar procedimientos de nulidad de CFD’s.

Si usted se encuentra en el caso de que ha sido víctima de una mala comercialización de los llamados contratos por diferencias, no dude en contactarnos. Le analizaremos y asesoraremos en los pasos a seguir y en caso, a llevar la defensa legal de su reclamación.