Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Comercial de Bankia: “Si hubiéramos informado del alto riesgo de las preferentes, los clientes se nos irían”

Comercial de Bankia: “Si hubiéramos informado del alto riesgo de las preferentes, los clientes se nos irían”
Puntúa esta entrada
Una nueva sentencia judicial ha puesto de relieve las prácticas de comercialización de Caja Madrid (Bankia) de las polémicas participaciones preferentes.
La entidad, condenada a devolver 140.000 euros a una mujer de 87 años, llegó a desplazar a un comercial a la casa de su cliente para formalizar el contrato de venta.
“Si hubiéramos informado del alto riesgo de las preferentes, los clientes se nos irían”. Así lo reconoce el comercial de Bankia de la sucursal de la Fuensalida (Toledo) en sede judicial, según la sentencia recogida por el bufete Navas Cusí.
Por su parte, el director de la sucursal reconoce que la iniciativa de colocar las preferentes fue de la entidad y que la afectada mantenía una relación de confianza con Caja Madrid tras 20 años de relación comercial.Tal era la confianza que el comercial practicó los trámites de la colocación en el domicilio de la cliente debido “a la edad y a las condiciones de salud. La afectada es una señora de 87 años y con estudios básicos. Es decir, perfil conservador.
Para Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas Cusí, y experto en derecho bancario y financiero, “el reconocimiento del comercial resulta concluyente y muestra la realidad: los clientes acudieron engañados; de conocer el riesgo que asumían, no habrían acudido. Se vendió como seguro y líquido lo que era perpetuo y de alto riesgo“.Navas acumula décadas de experiencia ayudando a los clientes frente a las malas praxis bancarias, como las preferentes, los bonos convertibles, los swaps o las cláusulas abusivas de hipotecas.La noticia sobre las prácticas de comercialización de Caja Madrid con las participaciones preferentes ha aparecido en medios de comunicación como El Boletín y El Mundo Financiero.