Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

¿Crisis de divisas emergentes a la vista?

La reciente devaluación del Yuan por el Banco Popular de China ha sido el factor detonante para que hayan surgido nuevamente miedos en los inversores de los países en vías de desarrollo.  Diferentes divisas emergentes han manifestado su debilidad; el peso colombiano, mejicano o argentino, la lira turca… Están cotizando a mínimos históricos frente al dólar. Lo mismo podemos decir de la divisa malasia o la indonesia, monedas que no poseían un valor tan bajo desde finales de los 90.

Si nos fijamos en el índice Bloomberg comprobamos que el comportamiento de las diez mayores divisas del país asiático, a  excepción del yen, están cotizando a mínimos de 2009 en comparación con la moneda estadounidense.

Opiniones de expertos manifiestan que los países que pueden tener un futuro “más negro” en los próximos meses son los que hayan visto incrementada su deuda y su economía dependa en mayor medida de exportar materias primas. Entre estos países que comentamos encontramos Brasil, Rusia, Turquía… en el lado opuesto, es decir, países que pueden hacer frente con éxito a la inestabilidad económica que se aproxima son Filipinas, Tailandia, Taiwán y Corea del Sur. Aunque países como los dos últimos mencionados son los que tienen un mercado más vinculado a China (recordemos la fuerte depreciación del Yuan que se ha producido en las últimas semanas debido a la crisis que se mantiene), con exportaciones que oscilan entre el 30%-40%, entendidos en la materia entienden que gracias al superávit de sus cuentas corrientes, unido a una baja inflación, les permitían superar las nuevas depreciaciones que pudieran surgir y no verse “enormemente” afectados por las mismas.

Uno de los países en el que más se ha visto afectado por el devenir del mercado es Malasia, cuya divisa ha descendido más de un 20% en este año 2015. En situación similar se encuentra Argentina, país en el que la depreciación del Yuan ha repercutido notablemente ya que el Banco Central de dicho país tiene parte de sus reservas en divisa China.

Aunque a día de hoy la situación de China, unida a la de Grecia y a la subida de tipos de interés de los Estados Unidos  sea considerada como uno de los  grandes riesgos para el mercado financiero, los expertos son optimistas en su crecimiento en los próximos años, así que únicamente nos queda esperar.

 

Navas & Cusí Abogados