Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

ASESORAMIENTO Y RECLAMACIÓN PARA AFECTADOS POR DEPÓSITOS ESTRUCTURADOS

Los depósitos estructurados son productos financieros de alta rentabilidad que han sido comercializados masivamente por las entidades financieras de este país con una rentabilidad a medio y largo plazo, pero ligados, de manera subyacente, a la evolución de uno o varios valores bursátiles o a la cotización de un grupo de acciones u otro índice.

El Reglamento 1287/2006 que desarrolla la Directiva comunitaria 2004/93 impone a las entidades financieras el desarrollo de un manual de conflicto de intereses entre el inversor y la entidad, que en multitud de ocasiones no se ha realizado.

El inversor tampoco ha sido advertido por las entidades que es un producto derivado con alta protección de la Directiva de la Comunidad Europea, de tal manera que incluso se han dado situaciones en las que éstas han ofrecido crédito a los inversores fijando al final del periodo del depósito un tipo de cotización que, cuando está por debajo, el cliente recibe las acciones a un precio muy inferior al que las compró, lo que le implica grandes pérdidas y la obligación de devolver el crédito al precio que compró las acciones.

También se ha dado el caso de que el inversor ha perdido la mayor parte del importe de los depósitos, al contravenir las entidades las disposiciones legales vigentes en la materia.

En los casos en los que se han producido actuaciones negligentes en la comercialización de estos depósitos por parte de entidades financieras, Navas Cusí entabla reclamaciones, ya sean judiciales o extrajudiciales, en defensa de los clientes.

¿Quieres más información sobre Depósitos Estructurados?