Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Defendemos a los afectados por Valores Santander

Los Valores Santander son considerados un producto financiero complejo que venció definitivamente el 4 de octubre de 2012. La naturaleza de este producto es la de una obligación necesariamente convertible en acciones del banco Santander a un precio prefijado en su contratación el pasado septiembre de 2009, un precio que fue modificado ligeramente tras las ampliaciones societarias posteriores.

¿Por qué iniciar la reclamación por Valores Santander?



La realidad de los hechos trasladada al cliente minorista es que éste no contrataba un simple bono con un interés 7,5% TAE fijo y después un Euribor más 2,75 puntos sino que se contrataba un bono que obligaba a convertir a vencimiento en acciones del banco lo invertido, con lo que el cliente – sin saberlo- asumía el riesgo de la Bolsa (invertir en Banco Santander) sin las ventajas de poder vender en cualquier momento.

Esta situación ha llevado a miles de pequeños inversores a demandar a la entidad por la manera en que se comercializó este producto: sin la información detallada y con maquillación de las características del producto, algo que se convierte necesariamente en un contrato nulo por estar el consentimiento del cliente viciado.

ETAPAS DEL PROCESO DE RECLAMACIÓN


1. CONSULTA EN EL DESPACHO


El cliente acude a alguno de nuestros despachos con cita previa, junto con toda la documentación del caso y tiene una reunión con un abogado especialista, así como con un economista. El cliente explica el proceso de comercialización e iniciativa del producto objeto de litigio y se comenta con el abogado los documentos desde un punto de vista legal. Se desvela la viabilidad del caso, y se concede un presupuesto personalizado sobre la reclamación de los Valores Santander.

2. CONTRATACIÓN


En caso de viabilidad y contratación con el despacho se firma una hoja de encargo y se procede al estudio de la documentación, fijación de hechos y argumentos jurídicos. Es una de las fases más importantes, puesto que el despacho vuelca toda su experiencia que detenta en la materia en el caso concreto y lo personaliza adecuado a las circunstancias del mismo, dándole motivos y argumentos jurídicos para que su pretensión sea estimada ante un Juez.

3. PRESENTACIÓN Y CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA


Se presenta mediante procurador la Demanda ante el juzgado competente y el juzgado da el plazo de 20 días hábiles a la otra parte para que conteste. El juzgado fecha un día para el Acto de Audiencia Previa al juicio, donde acudirán las partes letradas para la fijación de hechos controvertidos y se requerirán las pruebas que quieran realizarse en la Vista. (en esta fase puede que la parte contraria, al verse coaccionada por la presentación de la Demanda, se ponga en contacto con nosotros para negociar sin llegar a Juicio, acortando así el proceso total).


4. POSIBLE ACUERDO O JUICIO


Si no hay acuerdo sobre la reclamación de los valores, en el Acto de Audiencia Previa se data el día del Juicio. El día del Juicio se practican las pruebas y se procede a las conclusiones. Este viene a ser otro de los puntos importantes del proceso judicial, puesto que el abogado debe ostentar la flexibilidad y argumentación concisa para convencer al Juez, -junto con los argumentos de la Demanda-, de que el cliente fue inducido a error para contratar.

5. FALLO, CONSECUENCIAS Y TIMING


El juez, mediante sentencia, decide estimar o desestimar la pretensión. En este sentido, la mayoría de nuestras demandas han sido estimadas, siendo la consecuencia principal la nulidad del contrato y la recuperación de las costas siendo condenado el banco a abonar al cliente los honorarios de abogado y del procedimiento. Se recupera la cantidad invertida en valores Santander y se pueden recuperar las costas del procedimiento en caso de estimación total de la pretensión. El plazo total transcurrido de media de un proceso judicial ordinario está entre los 8 y 12 meses.


¿Cuánto cuesta reclamar y hasta cuándo puedo solicitar la devolución?


Son muchas las sentencias que son firmes y que ha permitido a los inversores consumidores recuperar el dinero invertido en Valores Santander tras una reclamación judicial. Primero habrá que estudiar si existe caducidad y si no es así, se procederá a instar una nulidad judicial, con las consecuencias de recuperación del capital invertido así como sus intereses legales.

¿Quieres más información sobre los Valores Santander?

Consulta nuestro blog o envíanos tu consulta