Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Descienden un 12% las ejecuciones hipotecarias gracias a la mejora económica y el desplome del Euribor

Ha descendido el número de procedimientos de ejecución hipotecaria en España. De julio a septiembre de este año, se registraron 5.959 procedimientos, es decir, un 12,4% menos que en el mismo periodo del año anterior y hasta un 31,3% inferior al trimestre previo, según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Se puede decir que el aspecto más dramático de la crisis se va diluyendo al mismo tiempo que ha comenzado a despegar la economía del país, donde los tipos de interés han caído hasta mínimos históricos. La presión mediática, así como las nuevas políticas antidesahucios de algunos ayuntamientos, también han contribuido al descenso.

Actualmente, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas concentran el 59,7% del total de procedimientos en el tercer trimestre del año 2015. De este porcentaje, el 30,7% son viviendas habituales de personas físicas, el 20,6% corresponde a casas de personas jurídicas y el 8,4% a otras viviendas de personas físicas. Así mismo,  las ejecuciones hipotecarias de otras fincas urbanas (locales, garajes, oficinas, etc) suponen el 31,7% del total.

Hay que señalar que las mayores caídas son para segundas o terceras residencias. Las ejecuciones sobre viviendas de personas físicas sumaron en el tercer trimestre 7.590 (un -13,8% interanual), siendo 5.959 residencia habitual de los propietarios (12,4% menos que en el mismo trimestre del año anterior) y 1.631 no lo son. Estas últimas descendieron un 18,4% respecto al tercer trimestre de 2014. Según el Instituto Nacional de Estadística, tomando como referencia el total de viviendas familiares existentes en España en el tercer trimestre (18.378.100), en el 0,03% de ellas se inició una ejecución hipotecaria.

Otro dato a tener en cuenta es que la vivienda de segunda mano es la peor parada. En este sentido, el 86,1% de las ejecuciones  en el tercer trimestre son sobre viviendas usadas y el 13,9% son nuevas. En las viviendas nuevas los procedimientos de ejecución han disminuido un 27,8% respecto al año anterior y en las usadas un 13,3% menos.

Si tomamos los datos por comunidades autónomas, en el tercer trimestre Andalucía lideró las ejecuciones sobre viviendas, alcanzando un total de 2.984, la segunda es la Comunidad Valenciana, con 2.339, seguido de Cataluña con 2.022. Por otro lado, nos encontramos con Navarra y País Vasco, en las que se han llevado a cabo 63 ejecuciones cada una de ellas. Sobre el total de fincas (y no únicamente sobre viviendas) Andalucía también encabezó el número de ejecuciones, con 5.019, seguida de Comunidad Valenciana (3.718) y Cataluña (3.207). A la cola se situaron también Navarra, con 99, seguido por La Rioja y Cantabria (112 cada una).

 

Navas & Cusí Abogados