class="post-template-default single single-post postid-9504 single-format-standard" >

Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Juan Ignacio Navas alerta de que la mala praxis bancaria se ha incrementado en los últimos años y que el sector bancario genera “desconfianza” entre los inversores

Juan Ignacio Navas alerta de que la mala praxis bancaria se ha incrementado en los últimos años y que el sector bancario genera “desconfianza” entre los inversores
Puntúa esta entrada
El socio-director del bufete Navas & Cusí Abogados, Juan Ignacio Navas Marqués, afirma que “hay una profunda conmoción y desconfianza de los inversores ante la pérdida de sus ahorros por la política de comercialización de algunos productos bancarios que se ha llevado a cabo en los últimos años en España”.
El letrado participó, el pasado 2 de marzo, en la jornada informativa ‘Regulación del Mercado de Valores. Estrategias de Defensa ante las malas prácticas bancarias’ organizada por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, en la cual afirmó que más de 700.000 afectados y alrededor de 500 sentencias en contra de algunas entidades financieras es parte de la radiografía de la mala praxis bancaria en España.
Más de 100 empresarios se dieron cita en este evento, que contó también con la participación de la vicepresidenta de la Cámara, Ángeles Palmero, quien manifestó que “durante la crisis, algunos bancos han cruzado la línea roja en la comercialización de algunos de sus productos, incumpliendo su deber de transparencia e información, lo que ha provocado pérdidas de los ahorros de miles de inversores”.
En este sentido, Palmero señaló que se vive “un auténtico divorcio” entre los bancos y los sectores productivos, que además de haber cerrado el “grifo del crédito”, en algunos casos, “sus condiciones son totalmente abusivas”.
Precisamente, el socio-director del bufete Navas & Cusí Abogados señaló que la mala praxis bancaria se ha  incrementado en los últimos años en España.
En su opinión, las entidades financieras han venido colocando productos complejos entre sus clientes
minoristas: participaciones preferentes, bonos convertibles, coberturas de tipos de interés o swaps, sin la correcta información, “ocultando en muchas ocasiones sus riesgos y generando graves perjuicios económicos a sus propios clientes”.
En este sentido, el despacho de Navas & Cusí Abogados ha entablado numerosas acciones judiciales de éxito contra la mala práctica bancaria pioneras en toda España.