class="post-template-default single single-post postid-37277 single-format-standard" >

Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Y LLEGARON LAS VACACIONES: OJO CON LOS CHIRINGUITOS FINANCIEROS

Y LLEGARON LAS VACACIONES: OJO CON LOS CHIRINGUITOS FINANCIEROS
Puntúa esta entrada

defensa del inversor

Llega el verano, período de vacaciones y de gastar dinero. Y también días en los que, a la vez que nos estamos gastando estamos buscando la manera de producir o ganar más.

Curiosamente en verano es cuando los llamados “chiringuitos financieros” – distintos al chiringuito de playa, en términos económicos- se activan y empiezan a buscar  víctimas.

Como chiringuitos financieros nos referimos a  las empresas de servicio de inversión que no tienen autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores para poder operar prestando asesoramiento y comercializando productos de inversión.

Para que una empresa financiera pueda operar, como se ha avanzado, es necesario que cumpla toda una serie de requisitos –bastante exigentes, como no podía ser menos –  y finalmente obtenga la autorización del regulador español para poder operar (siempre además, bajo su continua supervisión).

No obstante, la llegada de internet y su masificación ha permitido no solamente más libertad empresarial sino también menos control institucional. Y este es el caso de los llamados chiringuitos financieros, que no dejan de ser empresas que se publicitan a internet como empresas de servicios de inversión y asesores financieros; cuando en realidad no tienen dicha categoría.

Se dedican a captar clientes para ofrecerles invertir en productos como opciones binarias, CFD’s, acciones cotizadas o productos estructurados; productos todos ellos con un común denominador: se trata de productos complejos y de riesgo.

El peligro de etas inversiones con estas empresas radica en que el único objetivo que busca la empresa es convencer a sus “víctimas” para apropiarse de la inversión realizada. Este “enganche” se logra ofreciendo a cambio de la inversión, una muy alta rentabilidad, ganancia que jamás se llega a cobrar-además de perder la inversión-.

Los afectados suelen ser profesionales pero también personas jubiladas, tanto a nivel español como extranjero, residente normalmente en zonas turísticas como son las Baleares, Costa Brava, Costa del Sol y Costa Blanca.

Para intentar evitar estos fraudes, la CNMV ha elaborado un decálogo con diez medidas preventivas (además de hacer un seguimiento y publicación de los chiringuitos financieros cuando se aperciben) entre las que destacamos la más importante: verificar a través de la página web www.cnmv.com la existencia de la empresa registrada en la institución.

En el mundo globalizado en el que nos encontramos avanzado, unido a los bajos tipos de interés y rentabilidades ofrecidas por los bancos, es “fácil” poder llegar a caer en alguna de estas trampas. Por eso es importante conocer bien con quien estamos contratando y qué tipo de producto estamos contratando, antes de que sea  tarde

Blog Attachment
  • defensa-del-inversor