Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

La tasación de una vivienda que va a ser adquirida o que va a figurar como garantía en un préstamo hipotecario es un requisito indispensable en aras de poder solicitar y perfeccionar un préstamo hipotecario. No obstante, a veces las tasaciones hipotecarias realizadas por las entidades de crédito pueden resultar incorrectas, pudiendo ser objeto de nulidad de hipotecas.

La tasación en un préstamo significa dar valor a un objeto, en este caso una vivienda o un inmueble que va a prestar garantía en un préstamo hipotecario.

La tasación de este bien es indispensable para poder suscribir un préstamo y servirá para que, en caso de impago y de instar una ejecución hipotecaria por parte de la entidad bancaria, se tomará el valor de tasación realizado en el momento de perfeccionar el préstamo.

Tasaciones bancarias incorrectas

A pesar de que estas tasaciones bancarias de inmuebles tienen efectos jurídicos (significa que están sujetas al cumplimiento de normas relativas a quien puede hacerlas y como se deben hacer) y deben estar supeditadas por el Banco de España , la realidad ha mostrado que muchas veces, y con aras de poder permitir y conceder préstamos hipotecarios, las tasaciones resultan no reales.

Son las entidades financieras quienes nos imponen la empresa tasadora que valorará nuestro inmueble para poder conceder el crédito hipotecario de nuestra vivienda; y ello puede suponer una nulidad de pleno derecho en un procedimiento judicial si no se han respetado el procedimiento para ello.

A día de hoy podemos incluso afirmar que existe alguna entidad financiera imputada en vía penal por haber sobrevalorado incluso una capacidad de devolución inexistente en deudores hipotecarios.

¿Qué ocurre si tenemos una incorrecta tasación de nuestra vivienda?

La tasación es, según el mismo Banco de España, el instrumento usado por las entidades bancarias para, mediante la aplicación de un determinado porcentaje sobre el valor de tasación de la finca objeto de garantía, calcular el límite máximo del importe del préstamo que está dispuesta a conceder la entidad.

La Ley establece que el valor de tasación a efectos de ejecución será el pactado en la escritura público. Este hecho produce varios riesgos, siendo el principal que la vivienda no tenga el mismo valor en el momento de una posible ejecución hipotecaria.

Según la Ley, la entidad financiera no puede conceder más de un 80% del valor del inmueble, por lo que se limita así la concesión de préstamos legalmente. No obstante ello, las entidades encontraron en la tasación la herramienta perfecta para poder manipular la anterior norma: prever y pactar en escritura, en múltiples ocasiones, un valor de tasación mucho más alto (por ello, irreal) para poder así otorgar el 100% de financiación a los deudores hipotecarios.

¿Cómo conseguir la nulidad de hipotecas por tasaciones bancarias incorrectas?

Ya existen Sentencias acordando la nulidad de hipotecas por haber actuado la tasadora impuesta por entidad financiera con manifiesta negligencia, y ello por valorar el inmueble o vivienda de una forma incorrecta y no acorde a derecho.

La vulneración del principio contractual de la buena fe y de las normativas del derecho interno y de Derecho de la Unión Europea, nos permite en dichos casos reclamar con éxito aquellas tasaciones incorrectas que se han impuesto por las entidades financieras a la hora de concedernos un crédito o préstamo hipotecario que solo les beneficia a ellos y a sus cuentas; y ello debido a que por una tasación incorrecta debemos asumir o estar encadenados de por vida a la tenencia de un bien inmueble que, de haber actuado correctamente la tasadora del banco, a buen seguro, no hubiéramos adquirido de ninguna de las maneras.
Si usted quiere reclamar una tasación bancaria incorrecta en su hipoteca, póngase en contacto con nuestro equipo de abogados para poder conseguir la nulidad.