Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Productos estructurados, ¿qué son y cuáles son sus principales características?

Productos estructurados, ¿qué son y cuáles son sus principales características?
Puntúa esta entrada

Los productos estructurados, de acuerdo con lo dispuesto por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, son el resultado de la correspondiente unión entre dos o más productos financieros en una misma estructura.

Los productos estructurados, con una composición por regla general de un producto de renta fija junto con uno o más derivados, son obviamente productos con un riesgo superior a los demás productos financieros consecuencia de su elevada complejidad.

¿Qué es necesario saber para entender los productos estructurados?

Para que nos hagamos una idea de en qué consisten estos productos debemos conocer los elementos que lo conforman. En primer lugar, encontramos el derivado financiero; éste recibe el nombre de activo subyacente el cual está fijado anteriormente a la contratación del producto estructurado y que reviste todo tipo de posibilidades: acciones, tipos de interés (EURIBOR, LIBOR…) o índices bursátiles, por ejemplo, como el IBEX, DAX, etc…

productos estructurados que son y principales caracteristicas

El activo subyacente goza de una importancia especial en la ganancia o pérdida que se puede obtener del producto estructurado ya que en dependencia de cómo evolucione el mismo el estructurado tendrá una mayor o menor rentabilidad.

En este caso la rentabilidad podrá ser variable o fija situando el punto de análisis de ganancia o pérdida durante la vida del mismo o en su vencimiento final.

Es por ello que el cliente inversor debe conocer en profundidad las características del estructurado en el que piensa invertir para así valorar adecuadamente el riesgo que puede asumir.

¿Con qué tipo de productos financieros se pueden encontrar los inversores?

Por un lado, existirán los productos estructurados que devolverán al inversor la totalidad de lo invertido al llegar la fecha de su vencimiento. En este caso nos encontramos con los regulados por el Banco de España y son por ejemplo, los depósitos estructurados.

Bien, en el lado opuesto encontramos los estructurados de riesgo, aquellos que no tienen ninguna garantía de que el cliente recupere el capital que hubiere invertido en el vencimiento, sino que la reintegración del mismo vendrá aparejada a la evolución del subyacente. En este supuesto encontramos los Fondos o Bonos, que pueden incluirse tanto en la categoría arriba mencionada como en ésta.

Son productos complejos, de riesgo, en los que los clientes que pretenden invertir en los mismos deben tener en cuenta multitud de factores antes de realizar la inversión para luego no lamentarse por ella; dichos factores son, por ejemplo, la liquidez -limitada ya que no pueden ser vendidos en el mercado secundario-, el activo subyacente del que dependen, plazos, etc…

Por todo ello desde Navas & Cusí Abogados queremos informar a los futuros inversores de las características primordiales de dichos productos estructurados en aras de que puedan serles de utilidad a la hora de aventurarse en el mundo de los productos financieros complejos pudiendo realizar inversiones acordes con su perfil, expectativas y conocimientos financieros.

Navas & Cusí Abogados.

Blog Attachment
  • productos-estructurados-que-son-y-principales-caracteristicas
  • productos-estructurados-que-son-principales-caracteristicas