Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Sobre la comercialización indebida de seguros de vida: lo único garantizado era el riesgo

Sobre la comercialización indebida de seguros de vida: lo único garantizado era el riesgo
Puntúa esta entrada
Son numerosos los particulares que en la creencia de contratar un plan de previsión asegurado (PPA), contrataron con Bankia el denominado Fondo de Inversión Líderes Europeos.
Ambos productos tienen en común que se trata de seguros de vida. Sin embargo, no todos los seguros de vida son Planes de Previsión Asegurados.
Diferencias entre los Planes de Previsión Asegurados (PPA) Y los planes de pensiones particulares
Los PPA van dirigidos a clientes conservadores, que no asumen ningún riesgo, ya que por ley están obligados a garantizar el capital y una rentabilidad mínima. Esta ganancia varía en función del rendimiento que las aseguradoras obtienen en sus inversiones. Es decir, cada producto es un traje a medida del cliente que se ajusta a su horizonte temporal.
En los planes de pensiones particulares, sin embargo, el cliente corre con el riesgo de la inversión, y tienen una vida temporal, de varios años, fijada en el momento de su lanzamiento. En estos casos, pues, si el cliente quiere permanecer en un garantizado a salvo de las posibles pérdidas, debe buscar después otra alternativa.
Caja Madrid (ahora Bankia) no sólo comercializó incorrectamente las participaciones preferentes o las obligaciones subordinadas, sino que también siguió la misma operativa vendiendo seguros de vida como si fueran planes de pensiones garantizados o incluso PPAs.
Lo cierto es que la entidad estaba asociando esos seguros de vida a productos estructurados, lo que conllevaba que el valor de rescate dependiera de factores como la cotización de una cesta de valores, en la cual lo único garantizado era el riesgo.