Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

FACUA-Consumidores en Acción dice que la venta de participaciones preferentes es un “macrofraude”

FACUA-Consumidores en Acción dice que la venta de participaciones preferentes es un “macrofraude”
Puntúa esta entrada

También te puede interesar: Cómo dejar de ser avalista

En un comunicado, el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, ha criticado al presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, por su “humor negro” al llamar “problemas puntuales comercialización al “macrofraude” que, a su juicio, ha supuesto la venta de participaciones preferentes a clientes minoristas por parte de las entidades financieras.
“Donde nosotros vemos un auténtico corralito español tras el engaño masivo a decenas de miles de españoles que tienen sus ahorros secuestrados“, señaló el portavoz de Facua, Segura “sólo observa algún tipo de defecto en la comercialización'”.
La asociación pidió al presidente del organismo supervisor que “no se limite a defender los intereses de la banca” y que “haga su trabajo protegiendo a los pequeños inversores“. Asimismo, Facua ha solicitado la intervención de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, competente en materia de protección de los consumidores.
El Gobierno concede la posibilidad de aplazar un año el pago de las participaciones preferentes
Según establece el real decreto ley de reforma del sistema financiero, las entidades podrán solicitar al Banco de España el aplazamiento durante un año del pago del cupón de estos títulos.
Las participaciones preferentes son emisiones de deuda perpetua (no vencen nunca), y si bien han ofrecido remuneraciones superiores a la media de los productos de ahorro conservador, son muy poco líquidas, lo que dificulta enormemente la recuperación del capital invertido en el momento deseado, además de las pérdidas latentes que acumulan desde que comenzó la crisis.
En la práctica, son muy numerosos los clientes con graves dificultades para recuperar su dinero, un problema que de momento se está resolviendo con la recompra de estos títulos, en ocasiones con descuento (y pérdida para el cliente) y en otras, respetando el cien por cien del valor nominal.