Incumplimiento del deber informativo

La normativa comunitaria establece que las entidades que prestan servicios de inversión deben proporcionar a sus clientes una descripción general de la naturaleza y riesgos de los instrumentos financieros, como por ejemplo, de los contratos SWAP. Además, la información facilitada debe ser clara, correcta, precisa y suficiente.


También te puede interesar: ¿Cómo y cuándo puedo reclamar el IRPH?

Por ello, el contrato de permuta financiera o SWAP es nulo cuando vulnera la legislación y la normativa vigente sobre la protección de los consumidores y usuarios.

En la mayoría de los casos, la entidad financiera no cumple el deber informativo que la legislación obliga y ofrece un producto financiero complejo (como los SWAP) dirigido a inversores profesionales a clientela que no cumple con el perfil financiero adecuado.

Call Now Button