Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

La OCDE abre una vía para denunciar a la banca ante el Gobierno por vender preferentes

La OCDE abre una vía para denunciar a la banca ante el Gobierno por vender preferentes
Puntúa esta entrada

La judicial no es la única vía que tienen los afectados para pedir una reparación por la venta masiva de participaciones preferentes por parte de la banca. Según aseguran fuentes jurídicas, Economía tendrá que tomar cartas en el asunto y responder sobre esta operativa en primera persona si cualquier asociación, ONG o persona damnificada presenta una reclamación en el Ministerio en atención a las Directrices de la OCDE, documento suscrito por España. Y es que la guía en cuestión fija compromisos concretos para las compañías en defensa de los derechos de los consumidores.

“Las empresas deben aportar información exacta, comprobable y clara, que sea suficiente para que los consumidores puedan tomar sus decisiones con conocimiento de causa”, establece la OCDE. “Eso incluye información sobre los riesgos financieros vinculados a productos, cuando sea relevante”. Un mandato en apariencia incumplido en la venta de preferentes. Las Directrices son vinculantes para los países suscriptores. Una denuncia de algún afectado ante el Punto Nacional de Contacto habilitado en la Secretaria de Estado de Comercio pondría la maquinaria en marcha y forzaría al Ministerio a pronunciarse.

Buena parte de las entidades financieras españolas, sobre todo las cajas de ahorros, han colocado en los últimos años a clientes poco cualificados participaciones preferentes cuando éstos creían estar contratando un producto mucho menos sofisticado, similar a un depósito.

Según datos de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), más de un millón de familias han sido víctimas de esta práctica, por la que las entidades financieras habrían vendido cerca de 30.000 millones de euros desde 1999.

Llámanos