Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Las participaciones preferentes, protagonistas de la prensa económica

Las participaciones preferentes, protagonistas de la prensa económica
Puntúa esta entrada
Los medios de comunicación se han hecho eco de la problemática de las participaciones preferentes, que en las últimas semanas está generando muchas noticias. Por ejemplo, TVE centraba un reportaje en la venta de participaciones preferentes por parte de bancos y cajas de este país
Según se puede ver en el vídeo, las entidades financieras se defienden diciendo que avisaban del riesgo de estos productos financieros, mientras que los clientes denuncian que no les informaron de la letra pequeña y exigen más información.

Por otra parte, la Comisión Nacional de Mercado de Valores quiere dar más transparencia a las participaciones preferentes, un producto con mínima liquidez que no vence nunca, y exige a la banca que informe de su valor real a sus titulares. Aunque la difusión de información será obligatoria, la CNMV asegura que no hay todavía una fecha límite para su cumplimiento. 
En previsión de una avalancha de reclamaciones y críticas, entidades financieras como BBVA, Sabadell, Santander y CaixaBank están apostando por la conversión de preferentes en acciones o deuda subordinada, según informaba Cinco Días esta semana. 

Desde 2007 se han emitido más de 14.000 millones de euros en acciones preferentes. Sin embargo, los nuevos requerimientos de capital y las exigencias de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés) han hecho que las preferentes dejen de ser interesantes para los bancos, pues no contabilizarán como capital de máxima calidad. 
Por este motivo, las entidades están acelerando su conversión en acciones, capital de primera categoría. Así ha sucedido con las preferentes de CaixaBank. El pasado jueves 15 de diciembre aprobó el canje de sus participaciones preferentes, que suman un importe de más de 4.897 millones de euros, por bonos convertibles en acciones y deuda subordinada.