class="page-template-default page page-id-35624" >

Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

El pasado día 7 de Junio la crisis que acechaba Banco Popular se dio por concluida con la compra por parte de Banco Santander de la entidad por un valor simbólico de un euro. Sin embargo, este hito no fue sino el fin de unas angustiosas semanas bursátiles con caídas en bucle del valor de las acciones de Banco Popular.

Ahora la batalla legal les queda a los accionistas y pequeños inversores afectados, quienes, a través de una reclamación, tendrán que hacer valer sus derechos para recuperar su dinero invertido o una indemnización.

Guía para reclamar tus acciones del Banco Popular

A continuación, desde Navas & Cusí damos respuesta a las preguntas que miles de afectados se están haciendo, veamos:

Pueden reclamar todos los inversores y consumidores que hayan invertido en acciones, tanto antes como después de la ampliación. La falsedad y ocultación de información es el argumento principal y ello deriva de incluso antes del año 2009.

Se tiene que hacer un estudio personalizado de cada caso, pero para los casos de vicio en el consentimiento y posiblemente en los daños y perjuicios tratará la cantidad invertida aminorando los dividendos (si se han cobrado).

El demandado será Banco Santander S.A., ya que es quien ha asumido todos los activos y pasivos (y con ello por tanto todas las obligaciones) de la entidad Banco Popular S.A.

El plazo para reclamar, en caso de vicio en el consentimiento es de cuatro años desde que se tuvo conocimiento de causa. Por tanto, en el peor de los casos este plazo empezaría a contar desde el pasado 7 de junio de 2017.

Las reclamaciones judiciales tienen un timing de más o menos 9-11 meses en primera instancia. En caso de acudir a segunda instancia (Audiencia Provincial), el plazo se alargaría año y medio más.

En caso de obtener sentencia estimatoria, las costas judiciales se recuperan por el cliente. Es decir, lo abonado en concepto de honorarios del abogado y procurador se recupera con la condena en costas a la entidad Banco Santander S.A.

Tenemos el antecedente de Bankia, en el que sucedió algo, aunque no idéntico, parecido. En acciones de Popular, al ser un tema tan reciente, todavía estamos a la espera de que los juzgados emitan las primeras resoluciones, pero todo apunta de que los tribunales españoles velarán por los intereses de los consumidores y de sus ahorros, de los que han sido despojados indebidamente.

Navas & Cusí es una firma legal especializada en derecho bancario y financiero, con más de 34 años de experiencia que nos avalan.Nuestra firma ofrece un trato absolutamente individualizado y personalizado para cada cliente y cada demanda. No abogamos por demandas colectivas para este tipo de procedimientos, puesto que cada afectado tiene una historia de compra en momentos diferentes de tiempo y ello tiene relevancia judicial.

¿Qué ha sucedido con Banco Popular?

Durante el año 2012 se llevó a cabo una primera ampliación de capital por valor de 3.000 millones de euros debido a la cantidad de activos tóxicos de los que Banco Popular era propietario y que por aquellas fechas ya estaba provocando importantes bajadas en la bolsa. Tras esta ampliación todo parecía ir relativamente bien, si además le sumamos los infinitas ruedas de prensa en los que el presidente de la entidad ha afirmado en público que el banco estaba en una inmejorable situación.

Pese a ello, fue el pasado 2016 cuando se hizo necesaria una segunda ampliación de capital donde a los accionistas de Banco Popular se les vendió una imagen de solvencia económica y patrimonial de la entidad indicando que se obtendrían importantes beneficios y un cobro de dividendos. De hecho, la misma entidad ofreció a destajo préstamos bancarios para la compra de acciones del Popular.

Sin embargo, la realidad fue que esos dividendos nunca llegaron y los beneficios se convirtieron en pérdidas. Aunque en un principio se aprovisionaron 4.700 millones de euros, finalmente fueron necesarios 1.000 millones de euros adicionales para hacer frente a la situación económica.

El Banco Popular, en el punto de mira: Sanción de la CNMV

A todo esto debemos sumarle que el pasado mes de julio de 2016, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sancionó a Banco Popular con una multa de un millón de euros por la comercialización de los famosos Bonos convertibles, por considerar que se vulneraron los deberes de información a los inversores previstos en la legislación.

La infracción, considerada por la CNMV como “muy grave”, fue ratificada por el Tribunal Supremo, quien en diciembre del pasado año 2016 declaró nula la colocación de los citados bonos por “desconocimiento de la dinámica y desenvolvimiento del producto”, esto es, una clara comercialización incorrecta al no tener en cuenta la adecuación de los clientes a la hora de contratar el producto y ni advertir a los inversores de los riesgos del mismo.

Banco Popular: Ocultación y falseamiento de información en cuentas

En la Auditoría que emitió PwC en marzo de 2017, se reconoció que era necesario elevar las pérdidas en 694 millones de euros. Con ello, Banco Popular corrigió en cuatro puntos las cuentas que se presentaron en diciembre de 2016 admitiendo los ajustes calculados por la consultora, alegando además que dicho ajuste no tendría trascendencia.

Afectados Banco Popular: ¿Cómo reclamar acciones del Banco Popular tras la compra del Banco Santander?

Banco Popular S.A. ya forma parte de la entidad Banco Santander S.A. en su totalidad. La pregunta es ahora:

¿Qué ocurre con los accionistas? ¿Qué derechos u opciones tienen para recuperar su “valor 0”?

La sorprendente cantidad, “un euro”, con la que Banco Santander ha comprado al Popular, no es más que una cantidad simbólica, que lleva aparejada una ampliación de capital de 7.000 millones de euros que el Santander destinará a hacer frente a las nuevas contingencias que puedan aparecer por la gestión de los antiguos administradores y activos tóxicos que ahora forman también parte del Santander, pero nadie ha dicho nada sobre la perdida de capital de los accionistas y de los bonistas, quienes conservan su derecho a reclamar por una comercialización incorrecta, que provoca la nulidad de las operaciones.

Reclamación accionistas o inversores del Banco Popular

La adquisición por el Banco Santander del Banco Popular mediante el Mecanismo Único de Resolución no significa que accionistas y bonistas no tengan derecho a reclamar su dinero por una contratación que no existió, al nuevo propietario, Banco Santander (quien ha comprado el banco con todos sus derechos y obligaciones) y es quien debe asumir las responsabilidades de la antigua entidad financiera de los accionistas que acudieron engañados a la ampliación de capital, ya que se les ocultaron salvedades que debían haberse hecho en la Auditoría de fecha 31 de diciembre de 2016, perjudicando a los tenedores de títulos que no pudieron ser advertidos de la negativa situación patrimonial de la entidad financiera, impidiéndoles así la posibilidad de enajenar sus títulos y puniendo su dinero a salvo.

En la actual situación pues, Navas & Cusí queremos informar a los afectados de Banco Popular que tienen derecho a reclamar cualquier accionista, bonista o inversor que haya depositado sus ahorros en el Popular.

Es decir, sin perjuicio de examinar cada uno de los casos individualmente, todos los afectados del Banco Popular tienen la posibilidad de ejercitar sus derechos antes las autoridades judiciales.

Las acciones a ejercitar dependerá del caso concreto, que deberá analizarse (razón por la que no conviene ni recomendamos unirse a una Demanda colectiva) el pertinente estudio para conocer si se optará por acción de daños y perjuicios o, por ejemplo, por acción de nulidad por vicio en el consentimiento.

El argumento básico en todos los casos es el mismo: ocultación de información relevante para el inversor. Y este es un hecho hoy por hoy acreditable, puesto que es el resultado que han dado las Auditorias de PwC.
Y con respecto a los bonos tóxicos y otros que se vendieron, la mala comercializó que se hizo de dichos productos que originó incluso fuertes multas al banco por la CNMV. Algunos accionistas a quien se le entregaron créditos para poder financiar la compra de acciones de la misma entidad, quedando ahora deudores de un crédito cuyo objetivo era la compra de unos títulos que tienen hoy valor 0, pudiendo plantear pues la oposición al pago de dicho crédito.

Los inversores compraban acciones con una información falsa.

Abogados Banco Popular

El derecho bancario ofrece la posibilidad a los afectados por Banco Popular de emprender reclamaciones judiciales orientadas a la devolución de las acciones e inversiones depositadas mediante los productos ofertados por el banco.

Por tanto, la acción judicial deberá dirigirse contra Banco Santander, entidad que compró el Banco con todos sus activos y obligaciones, que asumiendo las deudas y las contingencias de Banco Popular. Es decir, compra con todas sus deudas y obligaciones.

Navas & Cusí Abogados, estudia y plantea la reclamación de los afectados por el Popular. Más de treinta y cuatro años de especialización con resultados positivos nos avalan.