Contacta con nosotros
Para garantizar la calidad y la atención personalizada, atendemos con cita previa (presencial o videoconferencia).

Demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Tenemos la capacidad para presentar una demanda ante el TEDH para cualquier persona física o jurídica que haya sufrido una violación de sus Derechos Humanos
Contáctenos

El Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales

El Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales fue firmado el 4 de noviembre de 1950 en Roma. Las partes que actualmente constan como firmantes del Convenio son 46. A pesar de ser un texto que inicialmente contaba con unos artículos determinados, a lo largo de los años los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales contenidos en el Convenio Europeo han ido engrosando este texto legislativo -que fue inspirado en la Declaración Universal de Derechos Humanos- mediante Protocolos adicionales donde se han ido reconociendo nuevos derechos y libertades, a la par que se han ido mejorando los mecanismos de control que se prevén cuando alguno de estos derechos o libertades se han violado por alguno de los Estados miembros de la Unión Europea.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos

En el título II del Convenio, se encuentra regulada la función del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, siendo esta institución supranacional la encargada de velar por el correcto cumplimiento por parte de todos los Estados miembros de las disposiciones emanadas del Convenio. Su creación está prevista en el artículo 19 del texto normativo y establece literalmente que se crea esta institución “Con el fin de asegurar el respeto de los compromisos que resultan para las Altas Partes Contratantes del presente Convenio y sus Protocolos”. El tribunal se encuentra ubicado en Estrasburgo y por ello también es comúnmente conocido como el Tribunal de Estrasburgo. La composición de este órgano destaca porque cuenta con Magistrados independientes que han sido nombrados por los Estados miembros que forman parte del convenio.

El procedimiento ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

El procedimiento a seguir ante este tribunal creado “ad hoc” con vocación permanente, tiene ciertas particularidades que no lo hacen tan accesible como puede ser cualquier otra instancia a nivel nacional. Por ello, para garantizar el éxito de la demanda que se presentará ante el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos es preciso contar con un asesoramiento legal con amplia experiencia en materia de Derechos Humanos, y más concretamente, en el procedimiento ante el Tribunal de Estrasburgo. Por tanto, cualquier persona física o jurídica que haya sufrido una violación de cualquier disposición del Convenio por un Estado miembro tiene capacidad para presentar una demanda ante el tribunal para que éste pueda valorar y examinar si, en su caso, se han violado sus Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de acuerdo con lo establecido en el Convenio Europeo. No obstante, cabe precisar que los requisitos de admisibilidad del tribunal son muy estrictos como ya hemos avanzado.

Navas & Cusí Abogados le puede ayudar con su demanda

Si se quiere interponer una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, o se sospecha que cualquier actuación de un Estado miembro puede ser constitutiva de una violación del Convenio Europeo, hay que tener en cuenta que el plazo para interponer la demanda ante el tribunal es de 4 meses desde la fecha de la resolución del Estado miembro que ponga fin al procedimiento donde se ha producido la violación. En este sentido, es destacable que sólo se podrá acudir al Tribunal de Estrasburgo una vez se hayan agotado todas las vías de recurso internas que prevea la legislación del Estado miembro que se trate.

En Navas & Cusí Abogados, contamos amplia experiencia y trayectoria profesional en materia de Derecho de la Unión Europea, por ello, somos capaces de detectar todos aquellos casos en los que se ha violado por parte de un Estado miembro el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales e iniciar el procedimiento judicial establecido para reclamar ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos con las máximas garantías de éxito, es decir, poder superar con éxito los requisitos de admisibilidad para obtener así una Sentencia favorable.