Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

En unos tiempos en los cuales los márgenes del sistema bancario español se han visto resentidos a la baja, motivados fundamentalmente por las políticas monetarias expansivas, al orden del modelo keynesiano, puestas en marcha por el Banco Central Europeo con las que el profesor Draghi, presidente desde noviembre de 2001, busca incrementar la oferta monetaria en el sistema, atacando los tres ejes básicos de este tipo de políticas:
  • Políticas de compras de bonos, conocidas como QE (Quantitative Easing).
  • Controlar la cantidad de líquido que mantienen las entidades financieras, penalizando el exceso de recursos ociosos, con el fin de que sean empleadas en financiación.
  • Reducción de los tipos de interés oficiales, con el fin de favorecer el crédito.
Uno de los grandes ingresos de las entidades de crédito proviene a través del cobro de comisiones bancarias. Ahora bien, ¿me pueden cobrar todo tipo de comisiones? ¿Qué comisiones bancarias son indebidas u abusivas? Y la pregunta estrella: ¿Cómo puedo reclamar las comisiones bancarias?

¿Qué comisiones bancarias son abusivas?

En este clima financiero descrito, se ha devengado esencial para las entidades financieras el empleo de las comisiones bancarias para aminorar la caída de los márgenes así como reparar con ello sus cuentas de resultados, en este sentido, una de las comisiones más lucrativas para los bancos es la comisión por descubierto o la comisión por estudio o ampliación de capital.

Atendiendo a la definición del Banco de España, organismo encargado de la supervisión y control de los Depósitos Bancarios, y de todos los aspectos que los componen, entre ellos las comisiones, podemos indicar que esta comisión se percibirá por la entidad cuando ésta le permita hacer un cargo o disponer de su cuenta sin tener saldo suficiente. Así mismo, se suele calcular sobre el mayor saldo deudor (o estado en descubierto) para el usuario bancario que arroje la cuenta durante el período de liquidación.

Las consideraciones del Banco de España al respecto han sido numerosas, resolviendo de forma sistemática que este tipo de comisiones por posiciones deudoras por parte del cliente, con independencia del nombre con que vengan establecidas, no se corresponden con ningún servicio prestado a los clientes, en tanto es obligación de la entidad, por un lado, acreditar el coste de las acciones emprendidas para reclamar los importes impagados al cliente, y por otro, acreditar la necesidad de las mismas.

Requisitos para obtener el cobro de la comisión indebida

¿Cuándo y cómo puedo reclamar el cobro de una comisión abusiva o indebida?


En resumen, el Banco de España y la reciente transposición de la Directiva 2014/17/CE insiste en que para que se devengue el cobro de una comisión indebida, se deberían de dar los siguientes requisitos:
  • Acreditación de la existencia efectiva de gestiones de reclamación por parte de la entidad bancaria, resultando insuficiente, como dice el propio Banco de España, la remisión de una carta. Es decir, que exista por parte de la entidad bancaria una gestión efectivamente prestada o realizada.
  • Dada su naturaleza, debe ser cuantificada mediante una cuantía fija, con independencia del importe o saldo reclamado, por cuanto la comisión se devenga en base a las gestiones, y por tanto, los costes asociados a las acciones de reclamación en que ha incurrido la entidad bancaría en relación al cliente deudor. Por otro lado, costes que deben ser acreditados al cliente.
  • Además, y como criterio adicional, el Banco de España indica, que su aplicación automática no constituye una buena práctica bancaria, ya que la reclamación debe realizarse teniendo en cuenta las circunstancias particulares de cada impagado y de cada cliente. En efecto, solo cuando se analiza, caso por caso, la procedencia de llevar a cabo cada reclamación, se justifica, bajo el principio de la buena fe, la realización de gestiones individualizadas de recuperación…

¿Qué efectos tiene la nulidad de una comisión bancaria abusiva?

En definitiva, hechos que, en la mayoría de los casos, las entidades bancarias no han respetado, resultando, por consiguiente, que dichas comisiones se han de considerar abusivas y, por tanto, pueden ser objeto de reclamación, tanto para personas físicas como para sociedades mercantiles. No se puede cobrar una comisión sin justificar ninguna acción, y ello puede concluir y acarrear la nulidad de estas comisiones declaradas abusivas.

La reclamación de comisiones indebidas por resultar abusivas o cobradas en exceso se suma a la llamada mala praxis bancaria, junto con la reclamación de otras cláusulas declaradas ya abusivas como son el vencimiento anticipado, el interés de demora abusivo, la cláusula suelo o la nulidad de avales o afianzamiento en los contratos de préstamo.