Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

ASESORAMIENTO Y RECLAMACIÓN PARA AFECTADOS POR SWAPS

Navas & Cusí, como despacho jurídico especialista en Derecho financiero, cuenta con una experiencia de más de 30 años en la defensa de afectados por malas prácticas bancarias, como es el caso de los contratos de swap, así como en el asesoramiento y defensa jurídica y legal para recuperar el dinero frente a las principales entidades bancarias de toda España como Bankia, BBVA, Banco Popular, Banco Santander, Caixabank, Banco Sabadell, LiberBank, Banco Mare Nostrum, etc.

¿Qué son los swaps o permutas financieras?

Durante los años 2006-2008 y ante la expectante bajada de tipos de interés del Euribor, las entidades de crédito se dedicaron a comercializar y “colocar” masivamente lo que llamaban un “seguro de tipos” y que luego resultó en un producto financiero complejo y de alto riesgo. Los bancos hacían firmar a consumidores, y también sobre todo a empresas, contratos que lo hacían era generar liquidaciones negativas a favor del banco; un detalle del que nunca informó la entidad podría generarse.

La comercialización de swaps o permutas financieras fue acompañada normalmente, de la firma de operaciones de préstamos hipotecarios o financiación de empresas, afirmando que sería una protección ante la inminente subida de intereses del Euribor. Lo que no explicaron las entidades fue que el Euribor ya tenía pronosticada su bajada, algo que finalmente sucedió ya en 2008.

¿Qué riesgos tiene o qué implica tener un swap?

Lo que no explicaron las entidades bancarias


Una permuta financiera de tipos de intereses o swap es un contrato mediante el cual dos agentes económicos —mediante un posible intermediario—, intercambian entre sí flujos de intereses periódicamente y durante un tiempo preestablecido. Estos flujos de intereses están calculados sobre un mismo principal teórico acordado en la operación (importe nocional), denominados en la misma moneda y obtenido a partir de distintos tipos de referencia (tipo de interés fijo y variable).

Se trata de un producto financiero de alto riesgo dirigido a inversores muy cualificados con conocimientos reales de la situación de riesgo que comporta dicho producto. Por ello, la normativa comunitaria establece una legislación más proteccionista, por lo que las entidades que prestan servicios de inversión deberán proporcionar a sus clientes una descripción general de la naturaleza y riesgos de los instrumentos financieros teniendo en cuenta la clasificación del cliente como minorista o profesional.

Las entidades bancarias de este país comercializaron de manera indiscriminada los famosos contratos de swap entre empresas y particulares, sin otorgar la debida información que hiciera que el cliente prestara su consentimiento válidamente.

Sentencias pioneras e innovadoras en toda España

El Bufete ha iniciado más de un centenar de procedimientos judiciales para la reclamación de contratos de swap instando la anulación de las coberturas de tipo de interés o swap como consecuencia de su incorrecta comercialización por parte de numerosas entidades financieras en productos como stockpyme BBVA, clip Bankinter, swap Caixa, etc.

En este sentido, Navas & Cusí ha conseguido y ha sido pionero en las primeras sentencias declarando la nulidad de contratos swaps o permutas de interés, cuya consecuencia es la restitución recíproca de las cantidades entre el banco y el consumidor o empresa (liquidaciones positivas y negativas).

Entre los éxitos más sonados de la firma legal, es la reciente Sentencia en la que se declara la nulidad de 11 permutas financieras suscritas por una empresa, o la declaración de nulidad de un swap millonario colocado a un Colegio concertado cerca de Madrid aprovechando la financiación que habían requerido para la renovación de sus instalaciones.

¿Eres un afectado por los contratos de swaps y necesitas asesoramiento?

Requisitos para una correcta comercialización de los Swaps

  • Fase precontractual: la entidad bancaria debe facilitar toda la información necesaria para que el cliente emita un consentimiento informado.
  • Información clara, transparente y veraz.
  • Fase contractual: entrega al cliente en el momento de la suscripción, Contrato Marco de Operaciones Financieras y Contrato de cobertura de tipos de interés por escrito.
  • Fase Postcontractual: debida información sobre la evolución del producto contratado.
  • Cumplimiento con normativa comunitaria MIFID (entrada en vigor en noviembre de 2007)
  • El cliente debe tener conocimientos bancarios profesionales acerca de las previsiones de la evolución del tipo de interés, así como de la evolución del mercado financiero

¿Quieres más información sobre los Swaps o permutas financieras?

Consulta nuestro blog específico y las apariciones en prensa relacionadas con los contratos de swap