Blogosfera Navas & Cusí

Nuestro bufete de abogados Navas & Cusí con sedes en Madrid y Barcelona posee carácter multidisciplinar y con una vocación internacional (sede en Bruselas), está especializado en derecho bancario , financiero y mercantil.
Contacta con nosotros
Para garantizar la calidad y la atención personalizada, atendemos con cita previa (presencial o videoconferencia).

La irrupción de la inteligencia artificial supone un reto para el regulador en los mercados financieros. Como suele ser habitual la evolución tecnológica va mucho más rápido que la legislación. Los principales retos para el regulador serán:

  • Seguridad y privacidad de los datos:

Uno de los principales desafíos es garantizar la seguridad y la privacidad de los datos financieros. La IA se basa en el acceso y el análisis de grandes cantidades de datos sensibles, lo que aumenta el riesgo de violaciones de seguridad y el mal uso de la información. Es fundamental establecer medidas robustas de seguridad y cumplir con las regulaciones de protección de datos para mitigar estos riesgos.

  • Riesgo sistémico:

Una fuerte dependencia de las herramientas e infraestructuras proporcionadas por las empresas tecnológicas para operaciones consideradas críticas podría aumentar el riesgo operativo al que se enfrentan las entidades financieras. Dado que el número de proveedores es limitado, esto podría dar lugar a un riesgo sistémico. Además, el uso generalizado de estos algoritmos en actividades como la provisión de créditos o la negociación de activos financieros podría llevar a comportamientos gregarios y, en última instancia, procíclicos. No obstante, la materialización de este riesgo dependerá, en última instancia, del grado de homogeneidad que presenten tanto los datos utilizados por las entidades como los mecanismos de entrenamiento y las metodologías empleadas para desarrollar los algoritmos.

  • Riesgo de concentración:

Debido a la necesidad de acumular grandes volúmenes de datos y recursos significativos para desarrollar herramientas de inteligencia artificial, el avance en esta área puede llevar a una concentración en un pequeño número de actores importantes, lo que puede afectar negativamente la competencia. Los requisitos de acceso a datos de terceros, como los contemplados en la Directiva (UE) 2015/23668 sobre servicios de pago, podrían mitigar este problema.

  • Protección del cliente:

La necesidad de utilizar volúmenes significativos de datos aumenta la importancia de los problemas de privacidad y los riesgos asociados con la posibilidad de que algunas entidades utilicen ciertos datos sin que sus clientes sean completamente conscientes de ello. Además, se plantean dudas sobre la asignación de responsabilidades por las pérdidas resultantes de la aplicación de técnicas de inteligencia artificial, ya sea de la entidad financiera o del proveedor del algoritmo.

Frente a los retos regulatorios y de seguridad que implica la adopción de la inteligencia artificial en los mercados financieros, la protección legal se vuelve indispensable. Navas&Cusí, con su equipo de abogados especialistas en inteligencia artificial, está preparado para guiar a su empresa a través de este complejo panorama, asegurando el cumplimiento normativo y la protección de sus intereses.»

 

Author
Navas & Cusí Abogados
Artículo anterior Artículo siguiente