Blogosfera Navas & Cusí

Nuestro bufete de abogados Navas & Cusí con sedes en Madrid y Barcelona posee carácter multidisciplinar y con una vocación internacional (sede en Bruselas), está especializado en derecho bancario , financiero y mercantil.
Contacta con nosotros
Para garantizar la calidad y la atención personalizada, atendemos con cita previa (presencial o videoconferencia).

En la era digital, la privacidad y el control sobre la información personal se han convertido en cuestiones críticas. En este contexto, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea ha establecido el marco legal para proteger los derechos de privacidad de los ciudadanos europeos. El derecho de supresión o al olvido, aborda directamente estas preocupaciones al permitir a los individuos solicitar la eliminación de sus datos personales de los motores de búsqueda y otros sitios web.

Los datos personales se definen como cualquier información relacionada con una persona identificada o identificable, también denominada «el interesado». Ejemplos de datos personales son: nombre y apellidos, dirección, número de documento de identidad/pasaporte, ingresos, perfil cultural, y un largo etc.

¿A quién es aplicable el RGPD en Europa?

El RGPD se aplica cuando una empresa trata datos personales y tiene su sede en la U.E, independientemente de dónde se traten de hecho los datos, o si la empresa tiene su sede fuera de la U.E, pero trata datos personales relativos a ofertas de bienes o servicios a ciudadanos en la UE, o supervisa el comportamiento de ciudadanos en la UE.

El RGPD, por tanto, protege los datos personales de personas físicas de nacionalidad europea que residen dentro o fuera de la UE, y contempla una aplicación extraterritorial ya que aplica para cualquier empresa que recabe y dé tratamiento a datos personales de ciudadanos europeos, aunque su domicilio no esté dentro de la UE.

Además, un error común es pensar que el RGPD solo protege a los usuarios de la UE, sin embargo, esta protección también se extiende a los usuarios fuera de la UE si el responsable del tratamiento de los datos tiene su sede en la UE. En el caso de un extracomunitario con doble nacionalidad europea, o bien cuando el responsable del tratamiento tenga su sede en UE, se aplicará el RGPD.

Derecho de supresión: condiciones para la retirada

Por motivos de privacidad y de protección de datos, en virtud del RGPD, existe la posibilidad de solicitar en determinadas circunstancias que se retiren determinados resultados de los motores de búsqueda (como Google o Bing) que incluyen el nombre de una persona, pues son los responsables del tratamiento de los datos personales al determinar los resultados que se muestran en la búsqueda.

La famosa Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del 13 de mayo de 2014 (asunto C‑131/12), reconoció el derecho a las personas a solicitar la eliminación de enlaces a información personal en los resultados de búsqueda en el caso de que se cumplan ciertos criterios, como por ejemplo si la información es errónea, inexacta, o irrelevante para los fines del procesamiento.

¿Cómo funciona el derecho al olvido?

Es necesario demostrar que una información contenida en una URL (o enlace de un sitio web) es “manifiestamente inexacta”, para lo cual se deben de presentar pruebas, que no tienen por qué resultar de una resolución judicial.

Deben ser medios de prueba pertinentes y suficientes que sean idóneos para fundamentar la solicitud y que acrediten la inexactitud manifiesta de la información que se recoge en el contenido indexado. Se pueden aportar pruebas como certificados de antecedentes penales (en el caso de que un sitio web acuse falsamente a una persona de delitos o crímenes cometidos), documentos oficiales, cartas de recomendación, o cualquier otro tipo de prueba de interés.

Cabe resaltar, que, según el TJUE, el derecho a la protección de datos de carácter personal no es un derecho absoluto, sino que debe considerarse en relación con su función en la sociedad con arreglo al principio de proporcionalidad (vida privada vs interés de la sociedad), aunque que el derecho a la vida privada prevalece con carácter general. El interés público o la libertad de expresión, pueden limitar este derecho al olvido.

Proceso de solicitud de retirada de datos personales

Se debe explicar la razón de la solicitud y proporcionar los detalles específicos sobre los datos que se desea retirar. El responsable del tratamiento debe evaluar la solicitud, y decidir si procede la retirada de estos datos. Como hemos comentado anteriormente, en razón del interés público o la libertad de expresión, puede haber excepciones que limiten este derecho al olvido.

En el caso de que la solicitud sea denegada, es posible apelar la decisión ante la autoridad de protección de datos correspondiente, que en el caso de España es la Agencia Española de protección de datos.

Imágenes previsualizadas o thumbnails

En lo que atañe a las fotos mostradas en forma de imágenes de previsualización (thumbnails), el TJUE ha subrayado que, cuando tras una búsqueda efectuada por nombre se muestran en forma de esas previsualizaciones fotos del interesado, ello puede constituir asimismo una injerencia en sus derechos a la protección de la vida privada y de los datos personales, y por lo tanto los individuos tienen el derecho de solicitar su eliminación o rectificación, de manera similar a como se aplica a los enlaces web.

Conclusiones

Gracias al RGPD los motores de búsqueda tienen actualmente responsabilidades en materia de protección de datos personales bajo la legislación de la Unión Europea, y como hemos visto, el TJUE ha sentado un precedente importante para el derecho al olvido en línea, y la capacidad de las personas para proteger su privacidad en el entorno digital.

En Navas&Cusí,  como abogados expertos en Derecho de la Unión Europea, Derecho digital y de las nuevas tecnologías, conocemos de primera mano la normativa europea en materia de privacidad de datos personales, y desde hace años a esta parte contamos con innumerables casos de éxito en la retirada de información personal inexacta de nuestros clientes.

Author
Navas & Cusí Abogados
Artículo anterior Artículo siguiente