Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Causas, consecuencias y soluciones a la problemática OPV de acciones de Bankia

Causas, consecuencias y soluciones a la problemática OPV de acciones de Bankia
Puntúa esta entrada

Como se puede apreciar ya en el título del presente artículo, en esta ocasión abordaremos la problemática y traumática situación en la que se encuentran a día de hoy miles de afectados por la controvertida adquisición de acciones de Bankia. Así las cosas, desde Navas Cusí consideramos que el motivo principal que llevó al desplome de los títulos y consecuentemente a la devaluación de los mismos nada tiene que ver, (como desde la Entidad intentan transmitir constantemente) con las medidas de reestructuración impuestas por el FROB o la fluctuación de los mercados y, sí en cambio, con una nefasta y negligente OPV (oferta pública de venta) orquestada y ejecutada desde la propia Entidad omitiendo interesadamente los riesgos que corría la misma, algo que nada tenía que ver con la supuesta apariencia de solvencia de ésta.


También te puede interesar: Cómo dejar de ser avalista

Por ello se puede afirmar sin ningún tipo de dudas que la salida a bolsa de BANKIA se efectuó amparándose en la presentación al público y clientes de una información económica (balances y cuentas anuales) sesgada, parcial y errónea con el propósito de conseguir la oportuna y necesaria financiación que evitara su quiebra. A este respecto resulta obvio el hecho de que ningún inversor, ni mayorista ni minorista, hubiera suscrito acciones de haber conocido de antemano la grave situación en la que se encontraba ya inmersa la misma.

No obstante, la responsabilidad de la situación actual no solo debe recaer sobre la entidad, pues la CNMV también debería asumir su cuota de responsabilidad toda vez que aprobó de manera extraordinaria y sin precedentes la salida a bolsa de la Entidad, y lo que resulta más flagrante, la aprobó sin que Bankia, de manera interesada aportara la preceptiva y correspondiente información económica contenida en las cuentas anuales del grupo de los tres últimos ejercicios.

Por todo lo expuesto, y atendiendo a las circunstancias concretas que presidieron la salida a bolsa de la Entidad y que supuso uno de los mayores fraudes de la historia económica del país se podría demandar a BANKIA por los daños y perjuicios irrogados como consecuencia directa de la errónea información proporcionada y contenida tanto en el folleto informativo, así como por el falseamiento de las cuentas anuales de la Entidad.

 

Navas Cusí abogados