Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Hipotecas multidivisa: el Banco de Inglaterra busca sustituto para el indicador Libor

Hacíamos referencia a principios de mayo, en este blog,  sobre las más que evidentes manipulaciones que había sufrido la elaboración del principal índice de referencia de tipo de interés aplicado a las hipotecas multidivisa, el LIBOR (London Interbank Offered Rate), asociado a las diferentes divisas en las que se podía convertir el préstamo, sobre todo en el período 2005 a 2009, así como a la también evidente manipulación de los tipos de cambio, favoreciendo, de manera clara,  los intereses de determinadas entidades bancarias en detrimento de sus clientes

Pues bien, resulta ya evidente que la actuación en colusión de determinados bancos para manipular tanto el indicador Libor en sus distintas modalidades, y como decíamos ya en su día, favorecer sus intereses, así como la también manipulación de los tipos de cambios de las divisas,  resultan motivadoras de sanción, al parecer de las  autoridades de la Unión Europea (UE),  Norteamericanas y Británicas, las cuales, ya desde 2013, y con  especial incidencia a lo largo de este 2015, en un claro ejemplo sobre tolerancia cero con este tipo de malas prácticas bancarias,  que además inciden negativamente sobre millones de hipotecados,   les ha llevado a interponer numerosas y millonarias sanciones a las entidades bancaria implicadas.

A las ya conocidas impuestas por la UE y en diciembre de 2013 a las entidades JP Morgan (79,9 millones), Société Générale (446 millones), Deutsche Bank (466 millones), Royal Bank of Scotland (260 millones), le han ido sucediendo a lo largo de 2015 las impuestas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Reserva Federal a cinco de los mayores bancos del mundo, las estadounidenses JPMorgan Chase y Citigroup, las británicas Barclays y Royal Bank of Scotland, Bank of America y la suiza UBS sancionados con una multa combinada de 5.775 millones de dólares (unos 5.200 millones de euros) por haber manipulado durante cinco años el tipo de cambio de las divisas.  Así como, la mayor que se conoce hasta la fecha, impuesta en marzo de 2015 por supervisores financieros de Estados Unidos y Reunido Unido sobre la investigación que se llevó a cabo a Deutsche Bank y que resultó una multa combinada de 2.500 millones de dólares, al dar por acreditada, ambos organismos, la manipulación de los tipos de referencia hipotecarios, Libor, Euribor y Tibor.

En nuestro anterior artículo, concluíamos que los hipotecados en divisas, no sólo añadían un factor de riesgo a su préstamo, al incluir el tipo de cambio,  cuya determinación  también ha sido objeto de  sanción,  sino que además se han visto obligados a asumir las más que probadas manipulaciones del Libor, y en menor medida del Euribor.

Pues bien, en este marco tan evidente de manipulación de los indicadores de referencia de los tipos de interés,  el G20, grupo de los países más desarrollados y emergentes,  solicitó al Consejo de Estabilidad Financiera, conocido por su acrónimo ingles FSB, (el cual reúne entre otros a autoridades nacionales responsables de la estabilidad financiera, tales como bancos centrales, autoridades supervisoras y departamentos del tesoro, así como instituciones financieras internacionales)  revisar la elaboración de las cuestionada tasas de interés de referencia y desarrollar planes para su necesaria reforma. El FSB en julio de 2014 publicó su informe con la reformas solicitadas por el G20 en el determinaba la idea de fortalecer los puntos de referencia existentes así como la determinación, en relación al LIBOR, de una nueva tasa libre de riesgos de manipulación.

En este sentido,  la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido, de forma conjunta con el Bank of England , han constituido en 2015 un Grupo de Trabajo encargado de supervisar, entre otros aspectos,  la reforma del  LIBOR-Libra, de tal forma que el nuevo índice quede alejado de posibles riesgos de manipulación, Risk-Free Rate. Su intención es que este nuevo índice vea la luz a lo largo de 2016.

Es una buena noticia para los hipotecados en multidivisa, sobre todo para aquellos que la tengan referenciada en Libras Esterlinas, GBP, todo y que es evidente que será el Libor en su conjunto el que será sustituido.

Desde Navas&Cusí ponemos a disposición de nuestros clientes a nuestro equipo de expertos para  ayudarles a resolver, de la forma más favorable para sus intereses, cualquier consideración sobre este tipo de hipotecas.

 

Navas & Cusí Abogados