Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Banking Shadow System o Banca en la Sombra

Banking Shadow System o Banca en la Sombra
Puntúa esta entrada

El Banking Shadow System (BSB) o Banca en la sombra es un sistema de financiación alternativa que está fuera del alcance de las entidades de regulación nacional. Este tipo de mercado apareció entorno al año 2000 en Estados Unidos, y en nuestro país ha tenido un mayor impacto a raíz de la severa crisis económica que lastra el país desde el año 2008.


También te puede interesar: Cómo dejar de ser avalista

El motivo principal por el cual determinados sectores se han visto obligados a acudir a este tipo de financiación alternativa, ha sido el cierre de crédito por parte de las entidades financieras y el sistema bancario convencional en general. Tanto es así, que en Estados Unidos esta forma de adquirir crédito ya ha superado los 71 billones de dólares, copando así el 24% de todos sus activos financieros. No obstante, esta figura financiera no hace distinciones geográficas ya que puede desenvolver tanto en países desarrollados como en economías emergentes.

Entre los principales actores de estos mercados podemos encontrar Hedge Funds, fondos del mercado de capitales, vehículos de inversión (SIV), Socimis, Bussiness Angels, Crowdfundig, fondos cerrados para que pymes puedan acceder a mayor capital como los diseñados por Renta4 o N+1 e incluso determinados bancos de inversión se han visto atraídos por este alternativo sistema financiero.

No obstante, el Banking Shadow System o Banca en la sombra no está exento de polémica, pues tal como se afirmado en varias ocasiones por parte del comisionado de la Unión Europea este fenómeno puede crear burbujas crediticias, lo que a la postre, puede acarrear un gran peligro para estabilidad del sistema financiero. A su vez, los integrantes de la Asociación Española de la Banca (AEB) han mostrado su preocupación por este medio de obtener financiación, en tanto que supone un alto riesgo para los inversores.

Aun así, el calificativo sombra puede llevar a confusión, ya que a simple vista acarrea una connotación negativa que no es tal, sino que, se denomina de esta forma porque es una financiación paralela al sistema bancario tradicional donde los intervinientes y el mercado no están bajo el paraguas de la regulación nacional del sistema financiero.

 

Navas & Cusí Abogados.