Blogosfera Navas & Cusí

Nuestro bufete de abogados Navas & Cusí con sedes en Madrid y Barcelona posee carácter multidisciplinar y con una vocación internacional (sede en Bruselas), está especializado en derecho bancario , financiero y mercantil.
Contacta con nosotros
Para garantizar la calidad y la atención personalizada, atendemos con cita previa (presencial o videoconferencia).

En el presente artículo vamos a hablar de un concepto que, no por ser para nada una buena práctica, está últimamente en boca de todos, y ello es el Phishing, y ello porque la misma se ha multiplicado en los últimos años, sobre todo en el ámbito bancario. 

¿Qué es el Phishing? 

El mismo se trata de un término informático que define las distintas técnicas que llevan a realizar un engaño, a través de la suplantación de una identidad, al hacerse pasar en estos casos tanto por una persona como por una empresa. Por tanto, tal y como podemos comprobar, se trata de un delito, o mejor dicho, un ciberdelito. O dicho en otras palabras, una estafa informática. 

El acto propiamente dicho se inicia, normalmente, con el envío de un correo electrónico a la víctima, aunque también puede llevarse acabo por vía Whatsapp o SMS. En dichos mensajes, se da la apariencia de ser una empresa legítima, normalmente un banco, una institución pública o una red social, y el único objetivo es robarle información privada para, con posterioridad, proceder a realizar operaciones bancarias con su identidad. 

 

¿Existe el Phishing bancario? 

La respuesta es si. Tal y como hemos visto en el apartado anterior, el phishing actúa en cualquier esfera de la persona, pudiendo llegar a sustraer o robar toda clase de datos, si bien, lo más frecuente que es que de en la esfera bancaria, siendo este siempre el objetivo: suplantar la identidad de la víctima para conseguir sus claves bancarias y realizar operaciones para acabar sustrayendo el dinero de la víctima. 

En estos casos, más concretamente, el ciberdelincuente lo que hace creer a la víctima es que el mensaje que recibe procede de su entidad bancaria, solicitando normalmente información confidencial. 

 

¿Quién puede verse perjudicado por Phishing? 

En un principio, parecía que las únicas afectadas por este delito eran las empresas. Si bien, en los últimos años, se ha dado una creciente ola de ataques con el fin de acceder a las cuentas de personas físicas, generando unas consecuencias muy graves. 

Visto esto, puede que esté dudando si ha sido víctima de este tipo de ataques. Para ello, a parte de prevenir intentando identificar mensajes que puedan ser falsos, actualizando los sistemas operativos tanto de ordenadores como de smartphones, si recibe un correo electrónico o mensaje en aras de parecer fraudulento, puede fijarse en detalles como las faltas de ortografía y puntuación de dicho mensaje, que suelen ser frecuentes en este tipo de estafas, la solicitud de información especialmente sensible en relación a sus cuentas bancarias, o mensajes alarmantes, que revisten el carácter de urgencia, para que la víctima se ponga nerviosa y de información sin haber tenido la capacidad de reaccionar. 

Todo ello pueden ser signos de que ha sido víctimas de phishing. 

 

¿Qué debo hacer si creo que realmente he sido víctima de Phishing? 

En primer lugar, lo que debe hacer es cambiar todas las contraseñas que utilice de acceso a plataformas web, ya sean de aplicaciones bancarias, cuentas de correo electrónico o redes sociales. De la misma forma, deberá contactar con todas ellas para informarles de lo ocurrido, y que puedan tomar también ellos las medidas oportunas. 

 

¿Qué vías tengo para ser resarcido de los daños económicos causados como víctima de Phishing bancario? 

Más allá de interponer la propia denuncia por estafa ante cualquier comisaría, cabe decir que, por supuesto, cabe interponer una reclamación contra la propia entidad bancaria, pues la misma es responsable de las pérdidas sufridas como causa de un phishing bancario, y todo ello en base a la Ley de Servicios de Pago, que para el caso de que se ejecute una operación de pago no autorizada, obliga a los servicios bancarios a devolver a la persona que ha sido estafada el importe de la operación no autorizada de mantera inmediata. 

 

Soluciona ya al Phishing bancario

La seguridad bancaria es una preocupación importante para todos los usuarios de servicios financieros, especialmente en la era digital. En Navas&Cusí Abogados entendemos la importancia de proteger tus cuentas bancarias y tus ahorros de los ataques de phishing bancario, que pueden tener consecuencias devastadoras para tu estabilidad financiera.

Con más de 35 años de experiencia en el sector legal y más de 470 sentencias ganadas en el sector bancario, nuestros abogados expertos en derecho bancario podemos ayudarte a recuperar tu dinero y proteger tus derechos como consumidor financiero. No te quedes solo ante un ataque de phishing bancario, contacta con nosotros y defiende tus intereses con la ayuda de nuestros abogados expertos en derecho bancario.

Author
Navas & Cusí Abogados
Artículo anterior Artículo siguiente