Blogosfera Navas & Cusí

Nuestro bufete de abogados Navas & Cusí con sedes en Madrid y Barcelona posee carácter multidisciplinar y con una vocación internacional (sede en Bruselas), está especializado en derecho bancario , financiero y mercantil.
Contacta con nosotros
Para garantizar la calidad y la atención personalizada, atendemos con cita previa (presencial o videoconferencia).

En España llevamos años con una escasa actividad de Oferta Pública de Adquisición, por lo que muchas personas no recuerdan como es ser inversor de una empresa opada. Podemos hacer memoria y recordar algunas opas relevantes como la realizada a Más Móvil, la realizada a BME o la realizada a GAMESA. 

Algunas de estas OPA han sido muy beneficiosas para sus inversores, como podemos recordar la de BME que pagaron un precio sensiblemente superior al promedio del último trimestre, lo habitual en el mercado. 

El asunto que nos interesa es acerca de la obligación que tienen las empresas de servicios de inversión, o banco según con quien invirtamos, de proteger nuestros intereses en el caso de que una empresa en la que invirtamos este siendo objeto de una Oferta Pública de Adquisición. Estas empresas tienen que cumplir con las obligaciones impuestas en la Ley del Mercado de Valores. 

Dentro de estas obligaciones, en las OPA tienen la obligación de informar al interesado, y este deber es especialmente relevante cuando hablamos de una OPA de exclusión, ya que si no se avisa al cliente, se corre el riesgo de que se quede atrapado en una sociedad de la cual no pueda deshacerse de sus acciones. De hecho no es extraño que los brokers adviertan que en caso de OPA de exclusión acudirán a la misma, con el objetivo de evitar problemas de iliquidez a los clientes. 

ING, bróker naranja y Gamesa 

Un ejemplo de lo anterior son diversos casos que hemos asistido en el despacho. La empresa Gamesa era en su mayoría propiedad de la empresa Siemens, esta última en el año 2022 lanzó una OPA por el restante de las acciones de GAMESA, no obstante no consiguió un apoyo unánime a la OPA y no alcanzó el porcentaje impuesto por la normativa sectorial para lo que se conoce como “squeeze-out” u obligación de venta por el resto de accionistas. Posteriormente, ejecutada la OPA hasta donde se quiso adherir la gente, GAMESA convocó junta para votar la exclusión de la compañía de bolsa, acuerdo que se aprobó y la compañía fue deslistada, en contra del deseo de algunos accionistas que, como veremos, ni siquiera conocían estos hechos. 

Se nos han planteado casos de accionistas de GAMESA que no fueron debidamente notificados por su bróker (en este caso el bróker naranja de ING), y al no enterarse de este cambio no pudieron acudir a la oferta y vender sus acciones, motivo por el que actualmente se encuentran atrapados en una compañía en la que vender las acciones es casi imposible, ya que nadie desea ser accionista de una empresa con dificultad de vender acciones y expuesto a la toma de decisiones de un socio mayoritario. 

Lo que se puede hacer 

En el caso que se vea afectado por una actuación igual o similar, le recomendamos que consulte con un despacho de abogados experto en derecho financiero, como es Navas & Cusí, para hablar con abogados expertos en OPA y que le asesoren de la mejor manera posible

Author
Navas & Cusí Abogados
Artículo anterior Artículo siguiente