Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Las nuevas exigencias de la cnmv para la comercialización de productos de riesgo por la banca

Hace apenas unos meses, en este artículo (“La nueva clasificación cromática implementada por la CNMV para los clientes minoristas con respecto a los productos financieros”) exponíamos las cinco categorías de riesgo que la CNMV implementó para diferenciar los distintos productos de riesgo.

Pues bien, no siendo esto suficiente, la misma CNMV a final del año 2014 redactó y presentó una Circular en la que exigía a los gobiernos una mayor protección a los consumidores minoristas respecto la comercialización de productos de riesgo tales como las participaciones preferentes, losSwaps o los bonos convertibles.

Entre la lucha que ha detentado, por un lado el gran lobby de las entidades de crédito (la AEB) en custodia de los intereses de los bancos; y por otro lado la CNMV -quien pretendía a última instancia prohibir la comercialización de ciertos productos a los perfiles minoristas por no ser un producto adecuado para ellos-, finalmente el gobierno español ha publicado un Proyecto de Orden relativa a las obligaciones de información y clasificación de productos financieros con el fin de garantizar un adecuado nivel de protección al cliente de servicios financieros, mediante un sistema normalizado de información y clasificación de productos financieros para advertir a los clientes o clientes potenciales sobre el nivel de riesgo y complejidad de los mismos a través de un indicador del riesgo, de manera que puedan elegir los productos que mejor se adecuen a sus necesidades y preferencias de ahorro e inversión.

Los productos financieros que se incluyen en la anterior previsión son los siguientes:

  • Los instrumentos financieros recogidos en el artículo 2 de la Ley de Mercado de Valores 24/1988 (con la excepción de las participaciones y acciones de instituciones de inversión colectivas sujetas al Reglamento UE nº 583/2010 de la Comisión.
  • Los depósitos bancarios (depósitos a la vista y de ahorro, depósitos a plazo con garantía del principal y los depósitos estructurados).
  • Los productos de seguros de vida ahorro (planes de previsión asegurados y seguros de vida en los que se asume un riesgo de inversión)
  • Los planes de pensiones individuales y asociados.

La misma orden ministerial aprueba 8 categorías de riesgo en cuanto a la clasificación de los productos e, incluso, aprueba el texto de la advertencia a la que se refiere el apartado 1 que será el siguiente: producto financiero que no es sencillo y puede ser difícil de comprender”.

Esta Orden intenta suplir y cumplir con todas las exigencias que la CNMV lleva meses exigiendo al gobierno español por indebida comercialización de productos financieros a perfiles no adecuados. En este sentido pues, esta Orden se supone más restrictiva que la misma circular de la CNMVemitida.  Cabrá esperar ahora a que se apruebe, se date y se firme para que así pueda entrar en vigor a los tres meses de su publicación.

 

Navas & Cusí Abogados.