Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

La protección de los derechos del inversor en la comercialización de productos apalancados o de riesgo

La protección de los derechos del inversor en la comercialización de productos apalancados o de riesgo
Puntúa esta entrada

invesores-gozan-de-diferentes-mecanismos-para-proteger-sus-derechos

Los inversores gozan de diferentes mecanismos para proteger sus derechos

Los derechos de los inversores y accionistas en ocasiones pueden ser vulnerados por diferentes prácticas o actitudes de las entidades bancarias o de las empresas en las que tienen depositadas sus pequeñas inversiones.

Con frecuencia los pequeños y medianos inversores son objeto de abusos por parte de aquellas empresas en las que han decidido depositar su confianza para realizar inversiones que, aunque para magnates en la materia sean mínimas para ellos precisamente son importantes debido precisamente a que por lo general suelen ser personas que no se dedican de manera profesional a las inversiones y el capital que destinan a ello bien les puede hacer falta en cualquier momento para su vida diaria.

Es decir, por regla general esta modalidad de inversionistas invierte -valga la redundancia- sus ahorros para conseguir de los mismos una mayor rentabilidad. Por lo tanto, se está jugando con cantidades e importes de gran relevancia para el accionista.

En lo que respecta a los diferentes productos existentes objeto de dichas inversiones, encontramos, por ejemplo, los denominados productos estructurados. Estos productos se caracterizan por su elevado nivel de complejidad -de ahí que en ocasiones los pequeños inversores se encuentren ante perdidas importantes debido a la escasez de conocimiento y experiencia en un producto tan complejo-. Como ya hemos comentado en alguna ocasión la complejidad de esta tipología de producto son sus componentes: por un lado, un ente emisor y por otro un activo de referencia que será el encargado de determinar las pérdidas o ganancias del inversor. Dicho activo se denomina activo subyacente y lo puede constituir desde acciones hasta materias primas, por ejemplo.

Derivado de lo anterior se deduce otra característica compleja de los mismos ya que no son productos que sean siempre iguales -unas acciones Bankia, por ejemplo- sino que cada bono estructurado tiene unas características, un emisor, un vencimiento, un subyacente y por ende una rentabilidad muy diferente, lo que le otorga un plus de dificultad y riesgo sobre todo comercializado a clientes que no entienden o no son especialista en estos mercados.

Otros productos complejos elegidos por inversores pueden ser, por ejemplo, los CFDs, es decir, los contratos por diferencias. Se trata nuevamente de un producto muy complejo comercializado a inversores no expertos cuyos riesgos no les fueron debidamente explicados en la fase de comercialización de los mismos.

De hecho, consecuencia de su novel de complejidad hemos de recordar que la comercialización de dicho producto tiene lugar en nuestro país hace menos de 10 años, previamente la misma no estaba permitida.

La operativa de los CFDs supone que la ganancia o pérdida para el inversor dependerá de la diferencia existente entre dos valores, el valor de venta de un subyacente y el de compra del mismo trascurrido un tiempo (horas, días…). Es una especie de apuesta en la que le inversor juega con su propio dinero, al apostar por vender y comprar un subyacente en un momento determinado sin mayor información que su propio instinto.

La problemática de este tipo de productos es que cuando se aconseja a un inversor no experimentado la inversión en los mismos no se les explica que aunque suponga a simple vista una inversión, la realidad puede ser muy diferente pudiendo llegar a perder todo el dinero invertido -aportado-.

En conclusión, existen innumerables productos financieros destinados a infinidad de clases de inversores, lo que hay que tener en cuenta siempre, es invertir en productos acorde a nuestro nivel de experiencia y formación en la materia y aquí, es donde las entidades deben velar por el interés de sus clientes y aconsejar inversiones realmente adecuadas y compatibles con duchos niveles de experiencia y conocimiento.

Navas & Cusí Abogados

Blog Attachment
  • invesores-gozan-de-diferentes-mecanismos-para-proteger-sus-derechos