Blogosfera Navas & Cusí

Nuestro bufete de abogados Navas & Cusí con sedes en Madrid y Barcelona posee carácter multidisciplinar y con una vocación internacional (sede en Bruelas), está especializado en derecho bancario , financiero y mercantil.
Contacta con nosotros
Si prefiere contactar con nosotros de forma rápida y cómoda puede hacerlo directamente en nuestros teléfonos de contacto. Tenemos varias oficinas a su diposición:

Crypto art, esta nueva forma de comercializar las creaciones artísticas ha llegado con fuerza para quedarse según muestran los volúmenes de ventas que reportan plataformas como Cyptoar.io, que aglutina a los principales mercados de arte, o las últimas operaciones realizadas por la prestigiosa casa de subastas Christie`s. Según datos facilitados por Cyptoar.io solamente en el mes de enero de 2021, se han alcanzado más de 10 millones de euros en ventas, con una tendencia creciente que ha alcanzado un valor récord el pasado 11 de marzo, con la venta realizada por Christie’s de la obra digital Everydays-The first 5000 days, por un valor de 69 millones de dólares; un archivo digital en formato JPG del diseñador gráfico y artista Mike Winkelmann, más conocido como Beeple, donde el artista muestra su evolución artística desde sus primeros días de anonimato hasta el fenómeno del arte digital que es hoy en día, 13 años.

Pero para muchos este término “Crypto Art” es novedoso y en muchos casos desconocido. Por ello, vamos a tratar de arrojar luz sobre algunos aspectos, mostrando las nuevas oportunidades que genera el mundo digital para los creadores y artistas, para los coleccionistas; así como la importancia de contar con un asesoramiento especializado que garantice desde un punto de vista legal el registro, adquisición y ventas de dichos bienes. En resumidas cuentas, dando respuesta a cuestiones de interés para nuestros clientes: ¿qué es Crypto Art?; ¿Qué se puede registrar?; ¿Cómo asegura la protección del bien?; ¿Qué opiniones genera en la sociedad?

¿Qué es Crypto Art?

Se trata de un movimiento inclusivo que permite a los artistas y coleccionistas proteger, autenticar y monetizar sus creaciones artísticas, no solo en la venta primaria, sino en todas las ventas secundarias, lo que conlleva implícito un proceso de rastreo de las mismas.

Este movimiento ha creado y puesto en valor, un aspecto que es de vital importancia y que para muchos puede pasar desapercibido, una nueva definición de lo que significa o puede significar “Creación Artística”. Este término que en principio todos podemos saber que representa, en el mundo digital, donde nuestra sociedad opera y se relaciona, ha evolucionado y ha incorporado el término “Non-Fungible token (NFT)”.

¿Qué es un NFT ?

Un ejemplo que muestra lo que es o puede ser un NTF es el primer tuit que Jack Dorsey, fundador de Twitter, tecleo el 21 de marzo de 2006, “Just setting up my twttr”. Este texto sin valor aparente en un principio para la mayoría, y que significa “configurando mi twttr”, se ha convertido en una obra de arte que en la actualidad ha alcanzado un valor de 2.5 millones de dólares en una subasta.

De una manera más formal podemos definir un NFT o non-fungible token, como un tipo especial de token criptográfico que representa algo único.

Este ejemplo muestra la flexibilidad del concepto de creación artística que los artistas y coleccionistas puede llegar a proteger, poseer y monetizar. Pero también podemos mostrar otros ejemplos que pueden ser más cercanos para todos, el registro de un disco de música. Próximamente y según las noticias existentes, la banda Kings of leon comercializara uno de sus últimos discos como un NFT, poniendo en el mercado solamente seis ejemplares en formato digital del mismo. En este nuevo escenario no existe una casa discográfica detrás del lanzamiento, en su caso existe una empresa de base tecnológica Start-up especializada llamada YellowHeart, que será la encargada de poner en el mercado este exclusivo disco. Para garantizar aspectos tan fundamentales como la propiedad o la autenticidad de estas creaciones artísticas, estas empresas hacen uso de la tecnología Blockchain o Cadena de Bloques.

Blockchain para autentificar y proteger las obras de arte

Blockchain, la tecnología que vio la luz siendo la espina dorsal de la moneda virtual Bitcoin, consigue que toda la información que se introduce en la cadena este descentralizada, es decir, grabada una copia idéntica en cada dispositivo que conforma la red y además sea de carácter inmutable, lo que nos garantiza la autenticidad, protección y trazabilidad de la obra frente a posibles plagios o usos indebidos, además de ahorro de tiempo con la eliminación de intermediarios.

Por lo tanto, a diferencia del arte tradicional que no puede ser rastreado y donde los artistas o creadores pueden dejar de percibir beneficios tras la primera venta, con el Crypto Art esto no ocurre, ya que permite tanto a los artistas como a los coleccionistas ganar derechos para futuras ventas, permitiendo beneficiarse de las mismas. Además, esta comunidad al estar presente en las redes sociales permite a los artistas beneficiarse de una plataforma equitativa para difundir y comercializar sus obras de manera global.

La sociedad y el Crypto Art

Pero, ¿qué sentimiento u opinión despierta esta nueva forma de registrar y mostrar el arte en la sociedad y sectores especializados en este tema? Burbuja para algunos; para otros capitalismo feroz para monetizar cualquier obra, aunque no exista físicamente; una nueva forma de arte para otros, los cuales comparan este nuevo arte con otras evoluciones acaecidas en el pasado en el arte físico como el surrealismo, o en su caso el cubismo, donde, Picasso es su mayor exponente de lo que fue esta corriente revolucionaria del arte, donde no podemos olvidar que en sus inicios solamente fue acompañado por Georges Brague y Juan Gris. No olvidemos, que el valor de las cosas es lo que estemos dispuestos a pagar por ellas, y en el caso del arte, esto ha sido una constante en toda su historia.

Pero, sin entrar en debates acerca de si supone lo mismo o no, lo cual nos podría llevar a escribir ríos de tinta al respecto o entrar en una discusión que nos podría llevar a un sueño eterno, lo cierto es que un aspecto importante que no se podía realizar anteriormente, es el relacionado con la forma de proteger y autenticar las creaciones artísticas tanto para los artistas como para los coleccionistas, abriendo una vía alternativa que nos garantiza el registro, autenticidad y monetización de las creaciones, en un entorno tecnológico global, que ha llegado para quedarse dentro de la “cuarta revolución industrial, la de las TIC”, en la que nos encontramos inmersos.

Un reto para la abogacía y una oportunidad para la innovación

En este nuevo escenario, disponer de un buen asesoramiento legal se vuelve imprescindible, tanto para los artistas y creadores, para garantizar la protección de sus obras y por lo tanto de las ganancias que de ellas se desprenden; para los coleccionistas que pueden adquirir obras, garantizando la autenticidad de las mismas, así como trazar todas las ventas secundarias de manera segura gracias a la tecnología Blockchain y los Tokens no Fungibles (NFT).

En Navas & Cusi abogados, nos sumamos a estos nuevos retos para la abogacía, por lo que hemos ampliado nuestras áreas legales al campo de las nuevas tecnologías, para ayudar a nuestros clientes en la protección de sus creaciones artísticas, garantizar su autenticidad, así como garantizar los derechos adquiridos tanto en la venta primaria como secundarias.

Artículo anterior Artículo siguiente