Blogosfera Navas & Cusí

Nuestro bufete de abogados Navas & Cusí con sedes en Madrid y Barcelona posee carácter multidisciplinar y con una vocación internacional (sede en Bruelas), está especializado en derecho bancario , financiero y mercantil.
Contacta con nosotros
Si prefiere contactar con nosotros de forma rápida y cómoda puede hacerlo directamente en nuestros teléfonos de contacto. Tenemos varias oficinas a su diposición:

En un mundo globalizado como el actual, donde la diferenciación en los productos y servicios de las empresas cada vez es menor, la Reputación Corporativa se ha erigido como un elemento fundamental que permite diferenciarnos de nuestra competencia, y crear un vínculo psicológico o engagement con nuestro público de interés: consumidores, trabajadores, proveedores, accionistas, etc; que garantice la sostenibilidad de nuestra organización en el tiempo.

Diferentes definiciones se han dado a la reputación, pero una manera sencilla de definirla sería, “la percepción que tiene nuestro público de nosotros”. Esta definición que aparentemente es sencilla se basa en tres ejes que nos definen tanto de manera individual como corporativa: El primer eje lo define “Lo que Somos”; el segundo “Lo que Hacemos”; y el tercero “Lo que decimos”, Estos tres ejes tienen que estar completamente alineados para tener una buena reputación.  Así, por ejemplo, si una empresa de construcción acuerda realizar una obra en un tiempo específico, con el compromiso de pagar una penalización por la demora, y finalmente no lo cumple, se produce una caída de la Reputación, mostrando que no son una empresa seria o formal.

Este caso que acabamos de mostrar lo podemos encontrar en multitud de situaciones en nuestra vida cotidiana, y los consumidores, proveedores, trabajadores, etc, en la mayoría de los casos desconfían de esas promesas que las empresas realizan, o en su caso, buscan a través de las Redes Sociales la opinión de otros públicos, los cuales de una manera interesado o por desinformación pueden llevar a cabo una prescripción negativa hacia nuestro negocio.

La búsqueda de soluciones a estos problemas es constante por parte de empresas e investigadores, intentando buscar formas para aumentar la confianza y por lo tanto la Reputación de nuestra organización. Es en este punto donde, Navas & Cusi propone la utilización de los denominados contratos inteligentes, o Smart Contract, como una solución tecnológica que puede ayudar a diferenciarnos de nuestra competencia y hacer nuestra empresa más sostenible en el tiempo.

Los Smart Contract o Contratos Inteligentes, son un programa con valor legal, donde las partes intervinientes en un contrato se comprometen a unos términos u obligaciones, los cuales se ejecutarán de manera automática. Así, por ejemplo, el contrato puede obligar a abonar por parte del cliente una cantidad conforme la obra se va desarrollando, de manera que el cliente al comienzo de la obra deposita la cantidad establecida en el contrato inteligente, y será dicho contrato el que se ejecutará de manera automática conforme se vayan cumpliendo las cláusulas. Por otro lado, si la empresa no cumple, de igual manera el contrato se ejecutará de manera automática, devolviendo las cantidades acordadas en caso de incumplimiento.

Los Smart Contract los cuales se implementan sobre la tecnología Blockchain, permiten ser aplicados en múltiples situaciones, de una manera segura al conseguir la inmutabilidad del contrato “nadie lo puede modificar”, y almacenarlo de manera distribuida “nadie tiene el control total sobre el mismo”.

Los Smart Contract y la Reputación Corporativa, una sinergia para hacer nuestra empresa más competitiva y sostenible.

 

Artículo anterior Artículo siguiente